Foto: AP Images.

El vehículo de pruebas orbitales de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, también como el X-37B, llevará a cabo su próxima misión secreta en el mes de agosto. El lanzamiento estará bajo la responsabilidad de SpaceX, siendo esta la primera vez que se asocia la compañía con la fuerza aérea nacional.

El X-37B será puesto en órbita a bordo de uno de los cohetes reutilizables Falcon 9 de la compañía de Elon Musk. Hasta ahora el pequeño y misterioso dron militar solo había volado a bordo de cohetes Atlas V, por lo que esta será la primera vez que la fuerza aérea se asocie con una compañía privada con este fin.

El X-37B antes de despegar en su primera misión espacial. Foto: Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Por supuesto, al tratarse de una misión militar, no hay ningún tipo de información al respecto del lanzamiento. El único de talle que ha mencionad el pentágono estadounidense, más allá de la asociación con SpaceX, es que el dron militar llevará a cabo algunas pruebas de sus instrumentos electrónicos en el espacio.

Advertisement

El pasado mes de mayo regresó el X-37B después de haber pasado casi dos años en el espacio, llevando a cabo una misión secreta. Los rumores entonces aseguraban que el avión espacial llevó a cabo una misión de vigilancia de la estación espacial china. Gracias a que se trata de una nave no tripulada, el X-37B puede durar mucho tiempo en el espacio.

Hasta ahora no hay detalles de la que será la cuarta misión espacial de la misteriosa nave, y es poco probable que la Fuerza Aérea vaya a revelar algo más. Por otro lado, SpaceX continúa diversificando su clientela entre compañías privadas de telecomunicaciones, entes gubernamentales y más, lo que es una buena noticia para el futuro de la industria espacial comercial. [Senado de los Estados Unidos vía Spaceflight Now


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.