Además de los 18.000 despidos y el fin de la línea de productos Nokia X, el anuncio de hoy de Microsoft deja otra víctima inesperada: Xbox Originals. Este ambicioso proyecto, anunciado en el mes de abril, pretendía crear una línea de series de televisión exclusiva para los usuarios del servicio Xbox Live para competir con las ofertas de Netflix, Hulu y Amazon.

Aunque los detalles avanzados eran escasos, Microsoft preparaba varias series de animación, documentales, un show de noche con la actriz y monologuista Sarah Silverman, varios contenidos deportivos y, el producto estrella, una serie original basada en el universo de Halo, Halo:Nightfall, producida por Steven Spielberg y Ridley Scott.

Advertisement

Phil Spencer, responsable de Microsoft Studios ha confirmado hoy que el proyecto Xbox Originals dejará de existir pero la serie Halo, que ya se había puesto en marcha, se salvará de la quema. Para Microsoft esta producción es estratégica ya que servirá como nexo de unión entre Halo 4 y la próxima entrega de la saga, prevista para el próximo año. La compañía también acabará la producción de Signal to Noise, un documental sobre Atari, pero no habrá nuevos proyectos. [via Re/Code]