2015 es el año en el que Star Wars regresa. The Force Awakens es la esperada séptima entrega de la saga de películas, y Battlefront prometía ser el videojuego definitivo de este universo. ¿Lo logra? En parte sí. Es una oda a la nostalgia de todos los fanáticos, una que te hace sentir dentro de las películas. Pero no es un título para los jugadores más exigentes: como “FPS”, se queda muy corto.

No me avergüenza confesar que soy fanático del universo de Star Wars desde muy niño. Aunque no nací en los días del estreno en cines de A New Hope o The Empire Strikes Back, sí que las he visto una casi infinita cantidad de veces, y para bien o para mal vi las precuelas en mi sala de cine favorita.

Advertisement

Y esto es lo primero que sientes cuando comienzas a jugar Battlefront, que es una oda maravillosa a la saga de películas, a la trilogía original. Te sientes dentro de ellas, reviviendo batallas tan míticas como la de Hoth, o la de Endor, vestido de stormtrooper o con tu ropa de soldado rebelde. Es genial.

Además, el apartado visual del juego hipnotiza. Es uno de los títulos que se ve mejor en esta generación de consolas. Tanto así, que durante mis primeras 5 horas moría constantemente por quedarme parado como un tonto en medio del combate viendo las naves en el cielo del campo de batalla, o mirando mi arma, o una estúpida roca. Porque hasta las rocas se ven de una forma increíble.

El problema es que un juego es mucho más que nostalgia, por lo que Battlefront se ubica en una frontera en la que encontramos a pocos títulos FPS: es divertido, extremadamente divertido, pero demasiado casual. Star Wars: Battlefront no es para los más exigentes. Si buscas competición extrema al estilo Call of Duty, aquí no la encontrarás. Battlefront se siente como un familiar lejano pero mucho más relajado de Battlefield, ese que no se toma nada en serio y es puras risas.

Sponsored

Pero es un caso extraño, porque esa característica la siento justamente como algo bueno y algo malo a la vez. Paso horas jugando los distintos modos de juego, divirtiéndome volando en un X-Wing o disparando a un AT-ST en Hoth, o también electrocutando personas con ese poder tan característico del Emperador Palpatine. Sin embargo, dudo si lo seguiré haciendo por mucho tiempo. O al menos con una constancia tan grande como la que he jugado a otros títulos multijugador como Counter-Strike o Destiny.

Sobre los modos de juego, son una maravilla. Todos y cada uno de ellos ofrece una forma distinta de caerte a tiros con tus enemigos virtuales. Hay batallas de 8 a 40 personas (sí, 40) y las modalidades van desde capturar zonas (o cápsulas de escape, en el modo llamado Drop Zone) hasta derrotar un par de AT-AT antes de que lleguen a un punto en el mapa.

También hay un modo en el que solamente se enfrentan naves espaciales e incluso puedes volar el Halcón Milenario o la nave de Boba Fett, y finalmente tenemos el modo de “Héroes vs. Villanos”, en el que cada equipo controlará a 3 héroes (Luke, Darth Vader, Leia, Han Solo, Palpatine o Boba Fett) y se enfrentarán en una batalla que promete ser épica, pero es más “fan service” que otra cosa, dado que los controles de los héroes se sienten demasiado rústicos y básicos como para tomarse en serio. Sencillamente, es genial controlar a Darth Vader y lanzar su sable láser, pero no esperes mucho de ello.

¿Merece la pena comprarlo?

Star Wars: Battlefront es un juego maravilloso para los nostálgicos del universo creado por George Lucas, y a su vez es un título bastante accesible para cualquier jugador, desde el más casual hasta el más exigente. Pero no esperes una competencia extrema, o un título basado en la estrategia y organización como su primo lejano Battlefield. A veces es demasiado desordenado y aleatorio.

Advertisement

Finalmente, es un título enfocado en el multijugador y en la colección de “cartas” que darán habilidades a tus personajes en el juego, algo que hace a cada partida diferente, dependiendo de lo que uses en ella.

Battlefront es uno de los juegos más atractivos visualmente que he visto en mi vida, no solo en esta generación. Si buscas un juego casual, para pasar un rato muy divertido junto a tus amigos o desconocidos, y te gusta el universo de Star Wars, este es el título que estabas buscando. Pero esto no es un Call of Duty, ni nunca ha intentado serlo. Sencillamente es un juego que no se toma muy en serio, es diversión en su estado puro (acompañada de la Fuerza).

Advertisement

Pero si hay algo que tiene es que te hace sentir dentro de las películas, viviéndolas, y eso es el sueño del niño interno que tenemos muchos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)