El camino de Steve Jobs de Aaron Sorkin ha sido escabroso y no exento de particularidades. Tras de ser rechazada por Sony y la salida de Leonardo DiCaprio y Christian Bale del proyecto ha visto por fin la luz en cines de la mano de Universal. Los primeros resultados en taquilla no son muy halagüeños.

El problema, según informa Variety, parece ser que el público está simplemente harto de tanto Jobs. La biografía de Walter Isaacson, el (terrible) biopic de Ashton Kutcher, los cientos artículos en prensa o el documental de The Man in the Machine son solo algunos ejemplos.

La temática concreta de la película tampoco ayuda. Todo el mundo sabe que, en mayor o menor medida, Jobs podía comportarse como un auténtico imbécil. Pero también era un genio. La parte de genio se omite por completo de la película, también la de la creación del iPhone, del iPad y del iPod. En su lugar, el principal foco gira en torno a la tumultuosa relación que Jobs tuvo con su hija Lisa y los años previos a la creación del iMac.

Advertisement

Advertisement

La película ha sido elevada hasta lo más alto por la crítica y parece ser un serio contendiente a los Oscar, pero es todo. En su primer fin de semana en taquilla estadounidense ha alcanzado los $7,3 millones de dólares, solo un poco por encima de los $6,7 que la película de Kutcher consiguió en su momento.

Necesita $120 millones más para hacer break-even, para aportar a su estudio tanto como costó. Y a menos que los Oscar y diversos premios consigan darle el tirón necesario, dudoso a estas alturas, parece una meta complicada de alcanzar. [vía Variety]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)