En la oficina de patentes de EE.UU. Steve Jobs tiene su nombre impreso en 458 documentos. Son proyectos e ideas en los que trabajó junto a otros empleados de Apple y no todos tienen que ver con productos de electrónica de consumo u ordenadores. Jobs, por ejemplo, figura también en la patente del gigante cubo de cristal de la tienda Apple de la Quinta Avenida en NYC o las escaleras de cristal que usan muchas de las otras tiendas.

Pero lo interesante es que al menos 141 de ellas han sido otorgadas en los últimos tres años, después de que falleciera en octubre de 2011. Son proyectos en los que el fundador de Apple participó en los últimos años de su vida y que sólo ahora están siendo aprobados. Uno de los último, por ejemplo, es una patente solicitada el día anterior a su fallecimiento, el cuatro de octubre de 2011, sobre una nueva barra de scroll para MacOS. Otras de las patentes póstumas incluyen varios dispositivos de electrónica de consumo o modificaciones y diseño de su yate, Venus, que terminó de construirse meses después de su muerte. [vía MIT Technology Review]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)