Lo único peor que ser golpeado por un rayo o un pájaro gigante es que te caiga un meteorito encima. Las posibilidades de que esto te llegue a pasar son increíblemente bajas, según National Geographic. Sólo se ha llegado a dar un caso confirmado de un meteorito que haya impactado contra una persona. Hoy mismo se ha vendido un pedazo de esa roca espacial.

Llamada “Sylacauga”, saldrá a un precio totalmente astronómico, nunca mejor dicho. Según la casa de subastas Christie’s, consiguieron hacerse con un fragmento de la famosa roca procedente del célebre museo Smithsonian como parte de una subasta online junto a otros meteoritos, incluyendo algunos datados en unos 4.500 millones de años.

Advertisement

La roca se ha conservado desde que golpeó a una mujer en la cadera después de volar a través del techo de su casa el 30 de noviembre de 1954 en el condado de Talladega, Alabama.

El fragmento de 10.3 gramos de Sylacauga se vendió por 7500 dólares, a razón de 728 dólares/g”, ha afirmado a Gizmodo Daryl Pitt, especialista en meteoritos de Christie’s. “A modo de ejemplo, el precio del oro de 24K hoy es de 39.05 dólares/g, por lo que este fragmento se vendió por 18,5 veces su peso en oro”.

Advertisement

Según Pitt, Sylacauga no fue la única pieza de este tipo en la subasta, puesto que habían pedazos del meteorito Gibeon, procedente de un núcleo rico en hierro de un asteroide antiguo, los cuales también se vendieron hoy.

Más de la mitad de los lotes se han vendido por su más alta tasación o incluso más, incluyendo un fragmento de 37.500 dólares que contiene la materia más antigua que el ser humano pueda tocar”, dijo Pitt. Se refería a los depósitos ricos en calcio procedentes de un meteorito carbonáceo recientemente vendido y originario de Chihuahua, México, que se estima que podría tener 4.567 millones años. “Fue un día muy, muy bueno para los meteoritos en Christie’s”.

Los meteoritos provienen, en su mayoría, de fragmentos de los asteroides ubicados en el cinturón de asteroides que hay entre Marte y Júpiter. Estos trozos de roca espacial fueron capaces de recorrer todo ese camino, atravesar la atmósfera de la Tierra y, a posteriori, llegaron a Christie’s.

Está claro que es un objeto con un precio prohibitivo, pero si se tiene el dinero ¿Por qué no gastarlo en una roca con miles de millones de antigüedad procedente del espacio?

Si por un casual has comprado trozos de meteorito hoy y aún te queda suelto, házmelo saber en los comentarios. Tengo un máster que pagar y toda ayuda es poca.