La Game Boy original vio la luz en Japón en el año 1989 y fue discontinuada casi 15 años más tarde, en 2003. Después de ella llegó toda una generación de dignas sucesoras, como la Game Boy Color o la Game Boy Advance. Super Retro Boy quiere reunir la magia de todas en una que mantenga el diseño original.

Soporta cartuchos de Game Boy, Color y Advance, además de venir equipada con una batería de 2500 mAh, recargable, que puede alimentar el dispositivo durante unas 10 horas. La pantalla es resistente a los arañazos, TFT a color para los juegos de Advance y costará unos $80 dólares cuando llegue a tiendas en agosto de 2017.

Advertisement

Advertisement

Hay dos puntualizaciones importantes: por un lado que, para adaptar los botones superiores presentes en la Gam Boy Advance se han añadido dos más arriba de los A y B originales, no es lo mismo pero como apaño debería bastar. Lo segundo es que resulta dudoso que Nintendo, protectora a capa y espada de toda su IP, no los demande hasta la saciedad y el proyecto nunca vea la luz. [Retro-Bit via Tiny Cartridge]