Microsoft acaba de presentar su nueva Surface Pro 3 más ligera, más delgada, y con una pantalla más grande. ¿Merece la pena que te deshagas de tu Surface Pro 2? La respuesta corta es no. Aparte de esas tres nuevas cualidades, ambos equipos se diferencian en menos de lo que parece.

Aparte del esfuerzo que Microsoft ha hecho por encajar un ventilador más fino en la Surface Pro 3, las tripas del dispositivo permanecen casi idénticas. La memoria RAM, el almacenamiento, los puertos o la autonomía son los mismos. Sí que hay un cambio sutil en el procesador, y no a mejor precisamente. La versión más básica de la Surface Pro 2 integraba un chip Intel Core i5. La versión más básica de la Surface Pro 3 lleva un Intel Core i3. Eso explica en parte el recorte de precio.

Por lo demás, la nueva Surface cambia las antiguas cámaras 720 por unas de 5 megapíxeles en el frontal y la parte posterior. Microsoft también asegura que los altavoces de este nuevo equipo son un 45% más potentes.

Advertisement

En cuanto al precio, dejamos el de la Surface Pro 2 con un asterisco. La razón es que en el sitio web de Microsoft ya solo aparece en portada la Surface Pro 3 y la Surface 2 con RT. Algo nos dice que el nuevo modelo discontinúa completamente al anterior. [vía Microsoft Surface]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)