Salvador Dalí fue uno de los principales exponentes del arte surrealista

Merriam-Webster ha elegido surrealista como palabra del año. La famosa editorial de diccionarios define este adjetivo, derivado del movimiento artístico de principios del siglo XX, como algo “marcado por la intensa realidad irracional de un sueño”. Lo que representa fielmente el 2016.

El creciente uso de surrealista en momentos de tragedia o sorpresa desencadenó varios picos de búsqueda inusuales en los diccionarios de Merriam-Webster a lo largo del año. En marzo, la palabra fue empleada durante la cobertura mediática de los atentados terroristas de Bruselas. En julio, el intento de golpe de Estado en Turquía y otro ataque terrorista, el de Niza, causaron un nuevo repunte de las búsquedas. En marzo, la palabra surrealista vivió el mayor pico de búsquedas de su historia con la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses.

Advertisement

Más allá de que un negacionista del cambio climático sea presidente de los Estados Unidos y un tipo que está en contra de la investigación con células madre sea su vicepresidente, 2016 ha sido el año de los referéndums que salieron como un tiro por la culata. Nadie esperaba el “sí” al Brexit en el Reino Unido, y nadie apostaba por el “no” al acuerdo de paz con las FARC en Colombia. 2016 también ha sido un año surrealista y caprichoso en cuanto a la muerte: murió David Bowie, murió Alan Rickman, murió Prince, murió Mohamed Ali... La lista es tan larga que habría que dedicarle otro post.

Pero el surrealismo apenas acaba de empezar en un mundo donde el FBI y la CIA acusan a Rusia de hackear las elecciones para ayudar a Trump. 2017 promete ser un año todavía más surrealista. [Merriam-Webster]