Advertisement

Este nuevo tipo de ala diseñada por un superordenador es revolucionaria pero tan compleja que no se puede fabricar

Gran parte del trabajo de los ingenieros industriales consiste, dicho de una manera muy burda, en recortar partes superfluas. Para ello utilizan programas de optimización topológica, pero ¿qué pasa si le dejas esa aplicación a un superordenador? El resultado es algo tan perfecto que no se puede fabricar.