Un estudio confirma lo que ya sabíamos: los perros intentan decirnos algo con sus expresiones faciales

Si alguna vez un perro ha levantado las cejas y te ha derretido el corazón con sus ojos grandes y brillantes, no necesitas ningún estudio: sabes muy bien que esos peludos manipuladores usan sus expresiones faciales para comunicarse con los humanos. Ahora la ciencia ha venido a confirmar eso que tú y yo ya sabíamos.

Advertisement

Logran grabar por primera vez en la historia a una camada de gatitos del desierto en estado salvaje

El gato de las arenas o gato del desierto es uno de los felinos más huidizos que existen. Hay pocos ejemplares y los que viven en libertad apenas dejan huellas, se mezclan con el entorno por su pelaje y tienen ciclos de vida nocturnos. Para colmo, su hábitat se ha visto severamente reducido por la actividad humana.

"No hay palabras para describirlo": turistas encuentran cientos de osos polares devorando el cadáver de una ballena

Existen unos 26.000 osos polares en el planeta, sobreviviendo lo mejor que pueden mientras las capas de hielo se derriten. Todos hemos visto esa famosa foto del oso polar hambriento, que se ha convertido en un símbolo (con razón o sin ella) del impacto del cambio climático en las especies más vulnerables. No…

Hay tanto ruido en el océano que las ballenas están aprendiendo a comunicarse en una frecuencia distinta

Los seres humanos producimos tanto ruido en los océanos y mares que estamos afectando a la fauna marina. Animales como los delfines y las ballenas sufren de estrés y se les dificulta comunicarse por culpa de los sonidos del tráfico marino, pero las últimas están aprendiendo a adaptarse, cambiando la forma en la que se…

Una madre se encuentra con la segunda serpiente más venenosa del mundo entre los Lego de su hijo

No sé de qué hablaríamos los viernes por la tarde si no fuera por Australia. Qué maravilla de país. La semana pasada, un bañista metió los pies en el agua y los sacó cubiertos de pequeñas heridas que no paraban de sangrar; habían sido los piojos del mar. Otro susto se ha llevado esta semana una madre de Queensland.

Advertisement

"Eso no es un Oviraptor": Un niño de 10 años saca de su error al Museo de Historia Natural de Londres

Charlie tiene 10 años y quiere ser paleontólogo. Además padece el síndrome de Asperger, así que —según su madre— cuando algo le gusta tanto como los dinosaurios no para hasta saberlo todo sobre el tema. Hace unos días, Charlie visitó el Museo de Historia Natural de Londres y detectó un flagrante error.