Advertisement

“Señorita, creo que lo mejor sería que leyera el contenido de la nota... porque tengo una bomba"

Florence Schaffner, de 23 años, no estaba de buen humor el 24 de noviembre de 1971. La azafata de Northwest Orient tenía que volar el día de Acción de Gracias con destino a Seattle y perderse la reunión familiar que había previsto. Ese día se levanta de muy mala gana y acude al Aeropuerto de Portland con el tiempo…

"Esta poderosa bomba es una trampa explosiva que sólo puede eliminarse siguiendo estas instrucciones"

Brian Wells era un tipo tan aplicado en el trabajo que el único día que había faltado como repartidor de pizzas fue el día que se había muerto su gato, día que por cierto, llamó para dar parte de ello. Por eso cuando un cliente asiduo del local le dijo al resto de los trabajadores que encendieran la televisión, nadie…