Fabrica su propio cañón para lanzar granadas termita capaces de fundir acero

Colin Furze. No podía ser otro. El británico chiflado inventor de unas garras de lobezno retráctiles, un lanzallamas de muñeca, o un scooter con motor a reacción presenta su último artefacto: un lanzagranadas termita. El cañón dispara proyectiles incendiarios de este peligroso compuesto pirotécnico capaz de fundir…

Advertisement

Advertisement