Al ritmo actual, la NASA se quedará sin combustible para sus misiones espaciales en menos de ocho años

Cassini, New Horizons, Curiosity... Todas las misiones espaciales más ambiciosas y valiosas para la ciencia tienen una cosa en común: el plutonio-238. Este isótopo radioactivo ha sido, durante décadas, el combustible usado por las agencias espaciales para sus misiones pero tiene un problema: se está acabando.

Advertisement