Advertisement

Perseguido por los nazis, este tipo salió del bombardero para arreglar el ala en llamas… a 4 mil metros de altura

Si tuvieras la mala suerte de encontrarte en una avioneta con el ala ardiendo seguramente pensarías que la mejor opción es saltar en paracaídas. Si encima tienes detrás a un batallón nazi la cosa se complica. Para James Ward la solución estaba muy clara. Debía salir del avión a 4 mil metros de altura para arreglarlo.

Advertisement