Advertisement

Advertisement

La próxima versión de Windows 10 solucionará uno de sus mayores problemas: las actualizaciones automáticas

Microsoft quiso corregir los fallos de Windows 8 con la actualización a Windows 10 y para ello vio necesario forzar el nuevo sistema operativo en los dispositivos de sus usuarios. Sin embargo, estas actualizaciones obligadas se convirtieron en un problema que la compañía apenas va a solucionar en la próxima versión.