Advertisement

No, los tiranosaurios no rugían, hacían un ruido más parecido al arrullo de las palomas

Cuanto más avanzan las investigaciones de los paleontólogos, más indicios hay de que los feroces dinosaurios carnívoros como el Tyrannosaurus rex, en realidad eran más parecidos a gallinas gigantescas que a los lagartos bípedos que imagina el cine. El último de esos indicios tiene que ver con los sonidos que emitían.

Descubren un velociraptor gigante, el primero de este tamaño con plumas en los brazos

La imagen que tenemos de los velociraptores (te miro a ti, Steven Spielberg) no es la que conocen hoy en día los paleontólogos. Tenían plumas, muchas plumas, y la mayoría no llegaba a los 2 metros de largo. Este último dato se va a quedar atrás con un nuevo espécimen de dromeosáurido descubierto en la famosa formación…