El idilio entre la industria musical y Apple Music continua. Después de la carta indignada de Taylor Swift, y de que Apple aceptara pagar a los músicos durante el período de prueba de Apple Music, la cantante ha decidido ofrecer su álbum 1989 al nuevo servicio musical de Apple.

1989 es el quinto álbum de estudio de la cantante y compositora estadounidense. Debutó el 27 de octubre de 2014 a través del sello discográfico Big Machine Records. Desde entonces, Swift no ha querido que el álbum estuviera disponible en servicios de streaming. De hecho, está expresamente vetado de Spotify debido a las discrepancias de la cantante con la remuneración que reciben los artistas en la popular plataforma sueca.

Desde su cuenta de Twitter, la cantante se ha apresurado a desmentir que ella y Apple hayan llegado a algún tipo de acuerdo económico de exclusividad. La intérprete simplemente explica que es la primera vez que siente estar haciendo lo correcto al ceder el álbum a un servicio de streaming. También ha aprovechado para agradecer a Apple su cambio de parecer sobre la remuneración a los artistas.

Advertisement

El gesto es todo un regalo para Apple. Desde su lanzamiento en octubre, 1989 ha vendido decenas de millones de copias. Más de un año después, sigue estando entre los diez discos más vendidos de iTunes. Eso por no mencionar el efecto arrastre que ha tenido el beneplácito de Swift en forma de varios contratos con sellos musicales independientes. Tim Cook y compañía tienen razones par estar contentos. Apple Music aún no ha comenzado a funcionar, pero su catálogo es cada vez más jugoso. [vía Taylor Swift]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)