Imagina que puedes saber exactamente la cantidad de calorías que tiene el plato que estás a punto de comerte en un restaurante, si un helado está realmente libre de gluten, cuáles son los ingredientes exactos de un pastel, o si una pieza de fruta tiene pesticidas. TellSpec promete todo eso, y lo mejor de todo es que es un gadget del tamaño de un llavero que cabe perfectamente en el bolsillo.

El dispositivo está formado por un haz láser de baja intensidad que es lo que se usa para escanear la comida. Un espectrofotómetro recoge la forma en cómo rebotan los fotones sobre el objeto que estamos analizando y hace un recuento de los mismos en atención a su longitud de onda.

Advertisement

Los datos son enviados mediante Bluetooth de bajo consumo a un dispositivo móvil con una aplicación que envía los datos a un servidor. Los algoritmos del servidor analizan los datos recibidos y los convierten en una lista exhaustiva de ingredientes que se muestra en la pantalla del smartphone. El servicio no es gratuito. Es necesaria una suscripción.

La buena noticia es que la suscripción implica un mantenimiento del servidor que analiza la comida, y una actualización continua de los alimentos y sus composiciones por parte de profesionales, no por parte de usuarios que a veces tienen más voluntad que conocimientos. La compañía canadiense detrás de TellSpec se está tomando el dispositivo muy en serio.

El pasado 30 de noviembre, TellSpec logró terminar su ronda de financiación en IndieGogo recaudando más del triple de lo que necesitaba para empezar. Terminada la campaña, es posible reservar un dispositivo desde su web oficial a un precio que parte delos 320 dólares con un año de suscripción al servicio incluida. No es barato, pero colectivos con intolerancias alimentarias como los celíacos pueden mejorar su calidad de vida mucho gracias a este chisme. Eso por no mencionar que va a hacer las delicias de los fanáticos de la alimentación saludable. [TellSpec vía Indiegogo]