El segundo spin-off de Star Wars contará la historia de un joven Han Solo. Lucasfilm anunció que la película llegaría a cartelera en mayo de 2018 pero su estreno podría haberse retrasado hasta diciembre del mismo año y la culpa sería de Rogue One y The Force Awakens.

Y es que las dos películas más recientes de Star Wars han tenido un éxito en taquilla tan grande que esto habría afectado los planes de Lucasfilm para el futuro de la saga. Más allá de su calidad y los fanáticos su éxito puede estar relacionado al mes de su estreno, diciembre. Si Disney y Lucasfilm quieren continuar con esta tendencia mover la película de Han Solo al mismo mes tiene mucho sentido.

Advertisement

Además, es probable que lo hayan decidido hace mucho tiempo. La única vez que mencionaron de manera oficial que el film estrenaría el 25 de mayo de 2018 fue cuando anunciaron que Christopher Miller y Phil Lord serían los directores. Más tarde, al momento de entrar Donald Glover y Emilia Clarke en el reparto, solo se habló de “2018” como el año de estreno, sin dar una fecha exacta.

Hasta ahora a las nuevas películas de Star Wars les ha ido muy bien debutando en diciembre, por lo que deberíamos esperar que ese sea el mes en el que siempre tendremos los estrenos de la saga. [vía Making Star Wars]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.