Corea del Norte ha anunciado que logró colocar con éxito un satélite en el espacio utilizando un cohete balístico de largo alcance. Mientras Pyongyang asegura que su satélite es parte de una misión científica y pacífica, muchos países creen que esto es una forma de probar sus misiles intercontinentales.

Y la tensión no se ha hecho esperar. Estados Unidos, Japón y Corea del Sur han solicitado a las Organización de las Naciones Unidas discutir una respuesta colectiva dado que tanto este lanzamiento como la prueba nuclear que Corea del Norte llevó a cabo en el pasado mes de enero violan las resoluciones impuestas sobre el país dirigido por Kim Jong Un.

Advertisement

El satélite Kwangmyongsong-4 entró a órbita exactamente 9 minutos y 46 segundos después del lanzamiento, que se llevó a cabo a las 9:00 de la mañana en horario local norcoreano, desde el Centro Espacial Sohae.

El lanzamiento fue confirmado por el Comando Estratégico de los Estados Unidos, desde donde detectaron la presencia de dos objetos en órbita provenientes de Corea del Norte (el satélite y el misil de largo alcance que lo llevó a órbita).

Pyongyang ya había anunciado que durante el mes de febrero lanzaría un satélite al espacio. El problema es que esto está siendo considerado como una prueba de armamento militar escondida bajo una máscara científica, una forma de probar sus cohetes balísticos de largo alcance, dado que es el método que Pyongyang utilizó para colocar el satélite en órbita.

Sponsored

En repetidas ocasiones Corea del Norte ha amenazado a los Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, pero si estos misiles de largo alcance fueran usados con propósitos bélicos el proceso de su lanzamiento duraría días (lo que daría tiempo a cualquier país para detectarlos) y además se cree que Corea del Norte no cuenta con cabezas nucleares para ser usadas en este tipo de misil.

Es normal que debido a la tensión constante entre Corea del Norte y el resto del mundo esta clase de lanzamientos supongan una alerta para muchos países, pero hasta ahora no ha evidencia concreta de que esta tecnología esté siendo desarrollada con fines bélicos. Y la ruta utilizada en el lanzamiento del satélite Kwangmyongsong-4 no supuso ningún riesgo para ninguno de los llamados “rivales” de Pyongyang. [vía CNN / NPR]

Imágenes vía KCNA (Agencia de Noticias de Corea del Norte).

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)