Foto: Gizmodo.

Tesla ha anunciado que llamará a revisión 11.000 unidades de su Model X ubicadas en todo el mundo. Esto se debe a que algunas podrían contar con un fallo que hace que sus asientos traseros se muevan en el caso de una colisión.

El hecho de que revisen este lote de Model X de manera voluntaria se debe a que descubrieron el fallo mediante pruebas internas y no por reportes de accidentes. La compañía asegura que hasta la fecha no han recibido ninguna queja o aviso de que algún Model X haya fallado de esta forma.

Advertisement

Según Tesla, el problema en cuestión afectaría solo a un 3% de Model X, los cuales fueron fabricados entre el 28 de octubre de 2016 y el 16 de agosto de 2017. Este fallo se basa en que los cables de los asientos plegables no se sujetan correctamente al coche, por lo que podrían desplazarse hacia adelante en el caso de una colisión o accidente de tránsito. Afortunadamente, el fallo puede ser corregido fácilmente en menos de 10 minutos en un centro técnico de Tesla.

La compañía insta a los propietarios de un Model X a evitar que se sienten dos personas adultas de manera simultánea en el asiento izquierdo y el central de la fila trasera mientras su unidad es reparada. [vía Jalopnik]