The Elder Scrolls Online se retrasa seis meses en consolas. Malas noticias para los que esperaban poder entrar este próximo mes de junio en el mundo online del último videojuego basado en The Elder Scrolls. Bethesda acaba de informar de que las versiones Xbox One y PS4 del juego se retrasan seis meses. La razón está en las dificultades que la compañía desarrolladora, ZeniMax Online Studios, está encontrando para adaptar la plataforma de juego en las consolas de nueva generación. Bethesda pide paciencia, y ofrece transferencia gratuita de un personaje a los que compren el juego para Windows u OSX antes de que termine junio.