Pese a los downgrades en la calidad gráfica, The Witcher 3 es uno de los mejores espectáculos visuales de la presente generación. Pero ¿qué ocurre cuando se va justo al otro extremo? Si se bajan todos los ajustes al mínimo y se modifican algunos archivos en la versión para PC, jugarlo se convierte en un viaje al pasado.

LowSpecGamer es un canal de YouTube dedicado a mostrar cómo se ven los juegos con la peor de sus configuraciones gráficas y de paso explicar cómo realizar algunos ajustes aquí y allá en los archivos del juego para conseguir que los últimos títulos del mercado se ejecuten en equipos bastante antiguos.

Advertisement

El vídeo, de hecho, está realizado usando un DualCore 1.7 Ghz i7, 8 GB de RAM (que no está mal) y una NVIDIA GT 540M. Pese a lo ajustado del hardware, el juego consigue ejecutarse a unos más que decentes 25 frames por segundo. Puede que esté bastante lejos de parecerse a la experiencia original pero ¯\_(ツ)_/¯ tiene su encanto.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)