En The Witcher 3 hay algunas maneras rápidas de hacer dinero explotando elementos del juego, pero ningún crimen queda impune en Temeria. El juego sabe de tus fechorías y en la nueva expansión Hearts of Stone ha enviado a alguien muy especial a por ti.

Si el jugador ha utilizado alguna de estas formas irregulares de hacer dinero, tarde o temprano recibirá la visita de un individuo armado con unas gruesas gafas y un libraco. Se trata de un recaudador de impuestos que sabe absolutamente todos los pormenores de nuestras actividades. Sabe si hemos vendido objetos a un precio excesivo, si nos hemos dedicado a masacrar vacas para vender su piel en White Orchard, si nos hemos dedicado a explotar la venta de perlas, o si nos da por asaltar casas ajenas.

Advertisement

La multa (que es cuantiosa) no es obligatoria. A lo largo de su alegato, el recaudador nos deja declararnos inocentes de esos crímenes. El recaudador acepta nuestra palabra y hasta nos regala un diploma por ser tan buenos ciudadanos y pagar nuestros impuestos. La conversación con el personaje, por otra parte, no tiene desperdicio.

Se trata, en definitiva, de un detalle divertido más en un juego lleno de estos pequeños detalles que le dan vida. En esta ocasión, CD Projekt Red nos deja irnos de rositas, pero el mensaje está claro: sabemos todo lo que haces. Puede que la próxima vez no sean tan generosos. Conviene recordar que son los mismos individuos que pusieron un monstruo de alto nivel a cuidar sus vacas. Si algún día deciden combatir los exploits, algo nos dice que no será con un triste parche, sino con algo mucho más original. [vía WhatsMyGame]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, y Facebook :)