Hoy es el día de la marmota. En la pequeña localidad estadounidense de Punxsutawney, Pensilvania, sacan uno de estos roedores de su madriguera, y con ello aseguran poder predecir si el invierno se va a prolongar seis semanas más. ¿Qué hay de cierto en esta tradición?

El día de la marmota de Punxsutawney se hizo especialmente famoso debido a la película homónima de Bill Murray, pero en realidad es solo una de las decenas de tradiciones que tratan de predecir qué tiempo hará de aquí hasta que llegue oficialmente la primavera, dentro de seis semanas. En España, por ejemplo, se celebran la festividad católica de la Virgen de la Candelaria, que en muchos lugares está asociada a las cosechas y a la agricultura.

Advertisement

En realidad, tanto el día de la marmota como la Candelaria tienen profundas raíces en tradiciones celtas y romanas. En Latinoamérica también se celebra y en México, por ejemplo, es tradición llevar a bendecir mazorcas de maíz en esta fecha.

¿Por qué todo esto se celebra hoy? La respuesta esta en que hoy, 2 de febrero, es el Imbolc, o solsticio de primavera en la cultura celta. En muchas culturas, esta fecha marca el inicio del nuevo ciclo agrícola. Los agricultores comienzan a pensar en sembrar, pero antes de hacerlo es fundamental tratar de averiguar qué tiempo va a hacer, ya que una helada fuerte tardía, demasiada nieve o una tormenta de granizo pueden arruinar completamente una cosecha recién brotada.

El sol es la clave

El folklore alrededor del día de la marmota dicta que si el roedor ve su propia sombra, quedan aún seis semanas de crudo invierno, mientras que si no la ve, lo peor del invierno ya ha pasado. En ambos casos, la clave de la tradición es si el día está despejado (y por eso Phil proyecta sombra) o no. Los numerosos refranes relativos a la Candelaria y a estas fechas también apuntan a que si hace sol, aún nos esperan semanas de mucho frío.

Advertisement

La razón de fijarse en el sol es que, por regla general, los días despejados en invierno son más fríos ya que los frentes de altas presiones traen aire frío del norte y se llevan las nubes. La lógica detrás de esta conclusión se debe a siglos de observación de la naturaleza y es todo lo acertada que puede ser una observación de este tipo, o sea, poco. Todo depende de la zona, y siempre hay excepciones, o alteraciones puntuales del clima que se salen de la media.

El Centro Nacional de Datos del Clima en Estados Unidos atribuye a los pronósticos de la marmota una fiabilidad muy baja que desciende aún más si salimos de Punxsutawney o Pensilvania. Lo que Phil opine sobre el clima más allá de Estados Unidos es, por supuesto, completamente irrelevante a efectos científicos.

La razón de utilizar una marmota es que estos pequeños mamíferos hibernan. Los nativos americanos ya observaban que, si las marmotas salían de sus madrigueras en esta fechas, lo que quedaba de invierno iba a ser más suave como norma general. De ahí a conceder a Phil o a la Candelaria el estatus de meteorólogos hay un trecho muy grande. En meteorología, las predicciones siempre son más acertadas cuanto más cercanas sean en el tiempo y en el espacio. No obstante, es divertido celebrar con Phil sus cinco minutos de fama anuales.

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)