Imagen: Getty

Ayer fue el vigésimo octavo aniversario del día en que Tim Berners-Lee presentó su propuesta para lo que se convertiría en la World Wide Web. En honor a la ocasión, publicó una carta detallando las áreas más grandes de su desarrollo, que llegó a asustarle porque se estaba desviado de su visión original.

Berners-Lee sigue como director del World Wide Web Consortium, la organización que desarrolla los estándares abiertos para la web. Esto le permite una enorme influencia. Pero ahora que la web es realmente universal, gobiernos y corporaciones multimillonarias tienen la mayoría del poder. Aunque muchos de los problemas que destaca no son nuevos, dice que en los últimos 12 meses se ha “preocupado cada vez más por tres nuevas tendencias”.

Tendencias que le preocupan a Tim:

1. La pérdida de control sobre los datos personales

Berners-Lee reconoce que es un problema que todos hemos llegado a aceptar las confusas condiciones de servicio que acompañan las tecnologías privadas que utilizamos. También ha llegado a ser un problema la vigilancia de los gobiernos, que están recopilando datos sin pedir el permiso del individuo. El fundador teme que la recopilación de datos realizada por los gobiernos esté teniendo un efecto escalofriante sobre las conversaciones en la web.

2. Es demasiado fácil difundir información errónea en la web

¡Noticias falsas! Como todos, a Berners-Lee le desconcierta el problema de las comunicaciones online y las burbujas sociales que crean un entorno ideal para la información falsa. Específicamente, le preocupa usar la ciencia de datos y ejércitos de bots para engañar al sistema.

3. La publicidad política en la web necesita ser transparente y entendida

Le preocupa la habilidad de los políticos para crear varios discursos para grupos diferentes y que al final nadie entienda cuál es el verdadero mensaje. “La publicidad orientada (targeted advertising) permite que una campaña política diga algo completamente diferente y posiblemente contradictorio según a quién va dirigida. Qué democrático”, escribe Berners-Lee.

En efecto, estos son los problemas. Todos estos han sido parte de discusiones acaloradas. ¿Pero qué hacemos al respecto con ellos? Tim tampoco está muy seguro pero sí hace el servicio de compartir algunas vagas ideas sobre las soluciones que tiene en mente.

Cosas que Tim piensa que podemos hacer para resolver estos problemas:

1. “Cápsulas de datos” podrían ser una manera de darles a las personas más control sobre sus datos personales. Berners-Lee ha estado trabajando con MIT y el Qatar Computing Research Institute en un proyecto, llamado “Solid” (datos enlazados sociales) por sus siglas en inglés, que haría justo esto. Aunque todavía está en la etapa inicial, la idea de Solid es almacenar los datos personales y mantenerlos fuera del alcance de las corporaciones que se benefician de ellos. En teoría, le daría a los usuarios mayor control sobre el acceso a sus datos, que le permiten a empresas como Facebook, y también les daría la posibilidad de revocar el acceso a esas compañías. También haría más fácil mover datos sociales de una aplicación a otra, minimizando la obligación de un cliente a quedarse con un producto o empresa.

2. Usar suscripciones y micropagos como solución a los problemas de publicaciones y otros negocios dependientes en la publicidad. La idea de esto es eliminar la necesidad de generar tráfico y el uso de datos personales para la publicidad dirigida.

3. Llevar los abusos de los gobiernos ante los tribunales de justicia. (Un consejo: Siempre será necesario).

Advertisement

Advertisement

4. Presionar a empresas como Facebook y Google para que continúen con su lucha en contra de las noticias falsas. Se debe de hacer esto sin crear una comisión, o algo parecido, que determine qué es o no verdad.

5. Crear más transparencia sobre los algoritmos que se usan para influir en nuestras vidas. Berners-Lee cita los principios de la organización FAT ML (por sus siglas en inglés) como un ejemplo sobre cómo podrían ser los nuevos estándares.

6. Implementar más regulación sobre las campañas políticas en la web para traerlas los mismos estándares requeridos por otros medios como radio y televisión.

Desafortunadamente, es difícil averiguar cómo persuadir a las personas con poder para implementar estas soluciones. Los gobiernos harán lo que quieran, aunque las continuas peleas legales podrán contenerlo en algunos países. Además, muchas corporaciones enfocadas en Internet han basado su modelo de negocio en tener acceso exclusivo a datos personales y usándolos de forma eficiente.

Berners-Lee no parece ser tan ingenuo para creer que estos problemas se solucionarán pronto y dice que continuará trabajando en la estrategia de su fundación para encontrar soluciones.

Advertisement

Sponsored

Su proximidad a las personas más importantes en tecnología y su influencia probablemente serán sus mejores armas en la batalla. Convencer a los titanes de la tecnología de que deben de seguir una filosofía ética es la mejor esperanza para mantener la web con vida.