Febrero es uno de los meses más duros para los proveedores de componentes y fabricantes asiáticos que prestan su servicios a las grandes marcas de electrónica de consumo. Hay pocas novedades, el mercado aún se está recuperando de la fiebre de compras navideñas y coincide con el año nuevo chino, una festividad que obliga a parar las fábricas durante una semana. Para los proveedores de Apple, sin embargo, este ha sido un febrero especialmente malo.

Según Topeka Capital Markets la caída habitual de los proveedores de apple durante el mes de febrero es del 8% pero este año la cifra se acerca más al 31%, cuatro veces más de lo habitual. Hay que tener cuidado al extrapolar estos resultados al mercado. No quiere decir necesariamente que las ventas de apple vayan a caer en la misma proporción, pero podría indicar una reducción de la demanda.

Advertisement

Lo más probable, sin embargo, es que las cifras de los proveedores se hayan visto afectadas por la decisión de Apple de romper con al tradicional ciclo de iPad de primavera. Desde su lanzamiento en 2010 todos los meses de marzo o abril Apple ha puesto una nueva versión de iPad en la calle. Este año, sin embargo, recibió una actualización temprana en otoño y es posible que en Cupertino no piensen en un nuevo modelo de iPad hasta pasado el verano. [All Things D]