Si alguna vez te encuentras por casa un antiguo disco duro del que ya no te acordabas, nunca, nunca lo tires a la basura sin comprobar antes su contenido. Algo tan evidente no se le ocurrió a Jamies Howells, un informático británico que, haciendo limpieza, tiró un disco duro de un viejo portátil. Meses después se dio cuenta que allí guardaba una cartera digital con 7,5 millones de dólares en Bitcoins.

La rocambolesca historia, detallada por The Guardian, es un buen ejemplo del preciado bien digital en el que se han convertido los Bitcoins. Algo que pocos esperaban, incluido Howells. En el 2009, cuando apenas nadie sabía lo que eran, Howells comenzó a minar Bitcoins. Logró acumular 7,500 monedas. Por aquel entonces su valor era casi insignificante. Ahora se cotizan a unos 1.000 dólares cada una.

Advertisement

En 2009 Howells tenía un portátil Dell XPS N1710, con él minaba Bitcoins. Un año después se le averió y decidió destriparlo. Vendió muchas piezas pero mantuvo el disco duro en un cajón hasta el verano pasado, cuando decidió tirarlo a la basura sin acordarse de las preciadas Bitcoins. El aparato ahora descansa en el fondo de un enorme vertedero cerca de Newport, Gales (Reino Unido).

Howells ha intentado visitar el lugar para recuperarlo, pero sin éxito. “Hablé con el responsable del vertedero, le expliqué la situación. De hecho me llevó en su camión hasta allí. El lugar es del tamaño de un campo de fútbol y me dijo que algo que hubiera llegado hace tres o cuatro meses estaría enterrado a más de un metro de profundidad”, explica Howells a The Guardian. “Creo que ya me he resignado a que nunca voy a ser capaz de encontrarlo”. Quién hubiera pensado que hoy un Bitcoin valdría casi el doble que una acción de Apple. [The Guardian]

Foto: littleny/Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)