Los aficionados británicos al chocolate están enfadados. La razón es un desafortunado cambio en la forma de las chocolatinas Toblerone que se venden en Reino Unido. A la compañía Mondelez no se le ha ocurrido mejor cosa que ampliar el espacio entre los característicos triángulos.

Mondelez ha explicado en un comunicado que el cambio se debe a que los nuevos Toblerone ahora llevan menos chocolate. Las barras de 400 gramos ahora pesan solo 360, y las de 170 pesan 150 gramos. La alternativa a esa reducción era subir el precio de la chocolatina. La compañía ha preferido recortar algo el peso para que el snack siguiera manteniendo un precio relativamente asequible.

El problema es que, en lugar de hacer la barra más corta, Mondelez ha mantenido la longitud actual, ampliando el espacio entre picos. Los consumidores ingleses no han reaccionado nada bien a la idea. En la página de Toblerone en Facebook hay una larga lista de quejas y no falta quien se lo toma con humor con fotomontajes como este:

En realidad, la razón de Mondelez para este cambio tan extraño probablemente sea el envasado. Fabricar los troqueles para los estuches de cartón triangulares de los Toblerone no es tarea sencilla. Algo en apariencia tan sencillo como reducir la longitud probablemente suponga cambiar toda la linea de producción de las plantas en las que se fabrica y su coste sea elevado. La alternativa era perder definitivamente su característica forma triangular.

Advertisement

Advertisement

Por ahorrar, ahora Mondelez tiene un problema de imagen. Esperemos que la popular chocolatina no acabe peor que si hubiera optado por invertir en modificar máquinas. [Toblerone en Facebook vía BBC]