Las salas de cine actuales son pequeñas, y no hacen excesivas concesiones a la decoración. Sin embargo, hubo un tiempo en el que ir a ver una película era todo un acontecimiento social, y las salas de cine eran fastuosos espacios que nada tienen que envidiar a los mejores teatros. Aún hay cines de ese tipo que han sobrevivido a la reconversión del sector. El fotógrafo Franck Bohbot se ha dedicado a documentarlos.

Bohbot acaba de presentar una serie de fotografías titulada Theaters en la que sus modelos son algunas de las salas de cines clásicas más antiguas de Estados Unidos. La mayor parte pertenecen a la primera mitad del siglo XX.

Advertisement

Algunas exhiben maravillosos detalles Art Decó no solo en la sala en sí, sino en espacios como el vestíbulo donde se compran las chucherías para ver la película. Os dejamos con una muestra de esta espectacular colección. Tenéis muchas más en la web de Bohbot. [Franck Bohbot vía Faith is Torment]