Tras el inesperado fracaso en ventas del Galaxy S6, Samsung necesita dar un golpe sobre la mesa. Los nuevos Galaxy S7 y S7 edge serán sin duda los protagonistas de este MWC 2016. La fecha del lanzamiento está tan próxima que ya se han filtrado un buen montón de cosas sobre los nuevos teléfonos.

21 de febrero en Barcelona

Con este teaser, Samsung confirma la presentación del “próximo Galaxy” para el domingo 21 de febrero en Barcelona. El evento Unpacked estará enmarcado en el Mobile World Congress y tendrá lugar un día antes de que empiece la feria.

Advertisement

El vídeo no dice nada en absoluto sobre el teléfono. Es prácticamente una promo de las Galaxy Gear VR, las gafas de realidad virtual de la compañía. Sabemos que la realidad virtual tendrá mucho peso en el evento porque Samsung presentará también en Barcelona su nueva cámara de 360 grados, la Gear 360.

Dos tamaños: el edge crece

Imagen vía VentureBeat

Sponsored

En 2015, Samsung lanzó cuatro modelos en su gama más alta: por un lado el Galaxy S6 y el Galaxy S6 edge (de 5,1 pulgadas), y por otro los phablets Galaxy Note 5 y Galaxy S6 edge+ (de 5,7 pulgadas). Todo apunta a que este año habrá un cambio de estrategia con los modelos edge, de pantalla curvada a los lados.

El Galaxy S7 tendrá versión edge, pero será mucho más grande:

  • Samsung Galaxy S7: 5,1 pulgadas / 143,37 x 70,8 x 6,94 milímetros
  • Samsung Galaxy S7 edge: 5,5 pulgadas / 163,32 x 82,01 x 7,82 milímetros

La propia Samsung ha filtrado la existencia del Galaxy S7 edge en un apartado de su web sobre las diferentes opciones de software para las pantallas curvas del catálogo.

Diseño continuista, pero mejorado

Samsung seguirá apostando por el espectacular diseño en cristal y aluminio que presentaron con el Galaxy S6, pero los acabados del Galaxy S7 introducen algunas mejoras. Para empezar, se rumorea que será resistente al polvo y al agua con certificación IP67, algo que consiguen sin tapas en los conectores.

Hay dos detalles especialmente destacados en el diseño exterior. El primero es que la cámara trasera ya no sobresale tanto: sigue teniendo una pequeña protuberancia, pero de 1,7 milímetros pasa a 0,8. El segundo es que el S7 normal tendrá un panel de cristal 2.5D más pronunciado; es decir, la pantalla estará un poco más curvada en los bordes.

Imagen vía @OnLeaks

El S7 será más redondo en general, tanto el panel delantero como los bordes de aluminio. Las nuevas curvas parecen destinadas a mejorar la ergonomía del teléfono, al menos en el agarre y la experiencia de deslizar los dedos.

Dos variantes de CPU

Hace unas semanas, Qualcomm confirmó que Samsung es la compañía encargada de fabricar la totalidad de pedidos de su nuevo chipset de gama alta, el Snapdragon 820. Parece que, a cambio del favor, el Galaxy S7 tendrá dos variantes: uno con el último procesador de la casa, el Exynos 8 Octa 8890 y otro con el nuevo Snapdragon.

Ambos son procesadores de 64 bits fabricados con tecnología de 14 nanómetros FinFET. El Exynos tiene ocho núcleos con arquitectura big.LITTLE (cuatro con pura potencia y cuatro más eficientes) y una GPU ARM Mali-T880. El Snapdragon tiene cuatro núcleos Kyro (una arquitectura propia) y usa una GPU Adreno 530, que mejora en un 40% el rendimiento de su predecesora.

Imagen vía HDBlog

Las dos variantes de Galaxy S7 han aparecido en algunos benchmarks, entre ellos Geekbench, con puntuaciones que mejoran tanto al Galaxy S6 como al Galaxy Note 5 (especialmente en las pruebas multi-core). Ambos procesadores contarían con un módem LTE Cat-9.

En cuanto a la memoria: 4 GB de RAM y opciones de 32 o 64 GB de memoria interna (también habría una opción de 128 GB con menor disponibilidad).

Un 3D Touch de Samsung

Los benchmarks parecen confirmar que el Galaxy S7 no tendrá resolución 4K y se quedará en Quad HD: 1440 x 2560 píxeles. Lo que no está claro, pero también se rumorea, es que la pantalla vaya a ser sensible a la presión como 3D Touch.

La fuente del rumor es ni más ni menos que el Wall Street Journal. Apple introdujo esta tecnología en el iPhone 6s para añadir un nuevo nivel de interacción con el sistema operativo y las aplicaciones: pulsar con fuerza sobre una foto de Instagram, por ejemplo, la muestra a pantalla completa.

El despliegue de 3D Touch en iOS está siendo lento porque depende de los desarrolladores, y Samsung se podría encontrar con una barrera todavía mayor: Android no soporta esta opción de manera nativa.

Otra novedad relativa a la pantalla serían una función similar al Always-On-Display de Android Wear: es decir, la posibilidad de ver información en la pantalla del teléfono sin desbloquearlo. Según los rumores, habrían conseguido implementar algo similar que consume sólo un 1% de batería por hora.

Menos megapíxeles, más batería

Un movimiento sin precedentes para Samsung sería reducir la resolución de la cámara principal, de 16 a 12 megapíxeles —pero es un rumor verosímil. Tener menos megapíxeles puede ser un problema de marketing, pero también una importante mejora la luminosidad de la cámara.

Con los píxeles más grandes y una apertura f 1.7, el Galaxy S7 promete mejores fotos en malas condiciones de luz. La cámara frontal mantendría los 5 MP.

Imagen vía @OnLeaks

Lo que sí crecerá es la capacidad de las baterías: 3000 mAh para el Galaxy S7 (de 2550) y 3600 mAh para el Galaxy S7 edge (de 2600). Por otro lado, la carga rápida no se limitará al adaptador que viene con la caja: la carga inalámbrica conseguiría llenar la batería del S7 en sólo dos horas.

USB Type-C y el regreso de la microSD

Por último, se rumorea que Samsung adoptará conectores USB Type-C para sus nuevos Galaxy, la tecnología ya utilizan los Nexus de Google. También habrían conseguido hacer espacio para una ranura de microSD compatible con tarjetas de hasta 200 GB (una gran ausente en el Galaxy S6).

Los nuevos Samsung Galaxy S7 y S7 edge estarían disponibles a partir del 11 de marzo en Estados Unidos en tres colores inciciales: negro, blanco y dorado.

Actualización (8/02): Se han filtrado las que parecen ser las primeras fotos reales del dispositivo, demostrando que el S7 es más curvado que su predecesor. Otra filtración enumera todos los accesorios que saldrán a la venta con el teléfono, entre ellos una funda con batería externa de 2700 mAh y soporte para carga inalámbrica por 89,99 euros.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)