Izquierda: Kim Jong-nam, asesinado en un aeropuerto de Malasia esta semana. Derecha: el dictador norcoreano Kim Jong-un. Imágenes: AP

De todos los asesinatos que presuntamente han sido llevados a cabo por Corea del Norte bajo el régimen de Kim Jong-un —y ha habido unos cuantos—, ninguno ha sido tan extraño y descarado como el del propio medio hermano de Kim, Kim Jong-nam.

Ocurrió en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur en Malasia este lunes. Si se confirma su procedencia, Estados Unidos podrían volver a catalogar a Corea del Norte como un país patrocinador del terrorismo y aplicarle nuevas sanciones, pero en estos momentos parece que nada detendrá el patrón de asesinatos de alto perfil que sufre el país.

Según las últimas noticias, dos mujeres se acercaron a Kim Jong-nam en el aeropuerto donde esperaba un vuelo a Macao y le dieron muerte con agujas envenenadas antes de escapar en un taxi. El jefe de policía de Malasia, Fadzil Ahmat, dijo oficialmente a los medios estatales que una de las mujeres también colocó un paño impregnado con veneno sobre la boca de Kim Jong-nam. Kim fue enviado a un hospital, pero murió de camino.

Advertisement

Es, incuestionablemente, una manera muy jodida de morir. Y muy extraña. Pero se vuelve peor: una de las mujeres llevaba, supuestamente, una sudadera con el acrónimo “LOL” (laughing out loud o “me parto de risa”) escrito en la parte delantera:

Imagen: Malay Mail

Tres sospechosos han sido arrestados desde entonces: Mohammed Farid Bin Jalaluddin, de 26 años, su novia Siti Aishah, de 25 años, y una mujer con pasaporte vietnamita, Doan Thi Huong, de 28 años. Por el momento, su posible relación con Corea del Norte no ha sido desvelada. Las circunstancias que rodean la muerte de Kim todavía están siendo investigadas, pero todo encaja con lo que sabemos acerca de Corea del Norte (que es muy poco, pero nos lleva a pensar que su líder, Kim Jong-un, está loco de remate).

Advertisement

Kim Jong-nam tenía 45 años y, además de ser el medio hermano de Kim Jong-un, fue en algún momento el hijo predilecto y presunto sucesor de su padre, el notorio Kim Jong-il. Al fin y al cabo, Kim Jong-nam era su hijo mayor.

Sin embargo, Kim Jong-nam fue detenido en 2011 cuando intentaba entrar en Japón con un pasaporte falso de la República Dominicana para poder ir —ojo con esto— a Disneyland Tokio. Kim Jong-nam fue expulsado del país y enviado a China. El incidente fue muy embarazoso para su padre, lo que llevó a Kim Jong-nam a caer en desgracia y vivir en el exilio, a veces sirviendo como crítico de Corea del Norte mientras su hermanastro Kim Jong-un tomaba el control del régimen de su padre.

Lee Byung-ho, el director del Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur, advirtió a los legisladores de que Kim Jong-un quería matar a su medio hermano desde la muerte de su padre, en 2011, según el New York Times:

“Esto no es una acción calculada para eliminar a Kim Jong-nam porque fuera un desafío para el poder per se, sino un reflejo de la paranoia de Kim Jong-un”, dijo Lee.

Kim Jong-un quería matar a su medio hermano, dijo Lee, y hubo un atentado contra él en 2012. El Sr. Kim les tenía tanto miedo a los asesinos que rogó por su vida a su medio hermano en una carta de 2012.

“Por favor, retira la orden de castigarme a mí y a mi familia”, decía Kim en la carta. No tenemos dónde escondernos. La única manera de escapar es suicidándonos.

El Sr. Lee dijo que Kim Jong-nam no tenía una base de poder dentro de Corea del Norte, donde Kim Jong-un había establecido rápidamente su gobierno monolítico en lo que el Sur llamó un reinado del terror.

Kim Jong-nam había llegado a Malasia la semana pasada, dijo Lee. Estaba haciendo cola en el aeropuerto para volar a Macao el lunes por la mañana cuando fue atacado por las dos mujeres, dijo Lee, citando las imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto. Las mujeres huyeron del aeropuerto en un taxi, pero se creía que seguían en Malasia, dijo Lee.

El New York Times publicó en 2015 que el dictador había matado a 68 altos funcionarios entre 2012 y 2015, a algunos de ellos con ametralladoras. En 2013 asesinó a su tío, Jang Song-thaek, el segundo hombre más poderoso del país en aquel momento; según se informa, con un cañón antiaéreo.

¿Sus crímenes? Al parecer trató de derrocar a Kim y también se quedó dormido en una reunión. Pero ¿quién sabe? La seguridad de un trabajo estable parece algo difícil de conseguir en Corea del Norte.

De hecho, este asesinato de Kim Jong-nam suena demasiado extraño para ser real, pero hay una razón por la que Corea del Norte se conoce como “el país más hermético del mundo”. Esto es un asesinato al estilo del país más hermético del mundo. El problema es que no hay nada ficticio sobre lo que es el segundo miembro de la familia Kim Jong-un había helado.

Cheong Seong-chang, analista del Instituto Sejong, un grupo de expertos de Corea del Sur, dijo que si se confirma que Kim estuvo detrás del asesinato de su hermanastro, Washington podría verse presionado para poner a Corea del Norte de nuevo en la lista de países patrocinadores del terror.

Advertisement

No estoy seguro de que Kim vaya a perder el sueño si Estados Unidos decidiera hacerlo. Para Kim Jong-un sería solo otro LOL.