Juego de Tronos enfila su recta final, y los fans de la serie y los libros en que se basa le dan vueltas y más vueltas a cómo terminará esta saga épica. El secreto de ese final puede estar en una profecía que aparece en los libros. HBO acaba de introducir ese texto en la serie.

A partir de aquí vamos a debatir sobre el futuro de diferentes personajes de Juego de Tronos. No es spoiler si ya has leído los libros de Canción de Hielo y Fuego, pero hay abundante especulación, así que por si acaso dejamos el pertinente aviso. Si no quieres apuntarte a especular sobre el final de la saga, no sigas adelante.

La profecía en cuestión es la leyenda de Azor Ahai, un héroe mítico que vivió en Westeros hace 8.300 años y que logró rechazar la primera invasión de los caminantes blancos. En los libros, el relato es importante porque la sacerdotisa Melissandre profetizó su regreso, reencarnado en otra persona. En la serie, la profecía nunca ha tenido excesiva relevancia hasta que HBO publicó esta imagen:

Foto: HBO

Es un fotograma de la serie en el que podemos ver a Gilly leyendo una hoja junto a Samwell Tarly. Los entusiastas de la serie no han tardado en hacer zoom sobre el texto que la joven está leyendo en la biblioteca de la ciudadela (a la que llegó, recordemos, al final de la sexta temporada).

Sí, lo que está leyendo es la leyenda de Azor Ahai. El texto está copiado prácticamente sin modificaciones del que el propio George R.R Martin escribió para su Compendio El Mundo de Hielo y Fuego. El texto completo de la leyenda dice así (vía Hielo y Fuego Wiki):

Advertisement

Advertisement

Hubo un tiempo en que la oscuridad cubría el mundo con un manto pesado. Para enfrentarse a ella, el héroe necesitaba una espada de héroe, una hoja como no se había visto jamás. Así que durante treinta días y treinta noches, Azor Ahai trabajó en el templo sin descanso, forjando una espada en los fuegos sagrados. Calentaba, martilleaba, plegaba, calentaba, martilleaba, plegaba... y así hasta que tuvo la espada. Pero, cuando la metió en agua para templar el acero, saltó en pedazos.

Como era un héroe, no podía encogerse de hombros y marcharse, de modo que empezó de nuevo. La segunda vez tardó cincuenta días y cincuenta noches, y la espada parecía aún mejor que la primera. Azor Ahai capturó un león para templar la hoja clavándola en el corazón rojo de la fiera, pero una vez más el acero se quebró. Grande fue su pesar y mayor aún su pena, porque comprendió lo que debía hacer.

Cien días y cien noches trabajó en la tercera espada, y brillaba al rojo blanco en los fuegos sagrados cuando llamó a su esposa. “Nissa Nissa, desnuda tu pecho y recuerda que te amo por encima de todo lo que hay en este mundo.” Ella obedeció y Azor Ahai le clavó en el corazón palpitante la espada al rojo. Se dice que el grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa abrió una grieta en la cara de la luna, pero su alma, su fuerza y su valor pasaron al acero. Tal es la historia de la forja de Portadora de Luz, la Espada Roja de los Héroes.

Sí, el héroe que salvó al mundo templó su espada al rojo vivo clavándosela a su esposa en el corazón. No puedes parar de inventar horrores, ¿eh George?

Melissandre sabe cosas. Foto: HBO

Lo interesante de la leyenda es que los seguidores del dios de la luz R’hllor como Melissandre la ven como una profecía. Según esta predicción, cuando la estrella roja sangre (una probable alusión al cometa que pasa por Westeros) y el largo verano termine (acaba de terminar), Azor Ahai se alzará de nuevo y reclamará su espada para salvar al mundo de nuevo de los caminantes blancos. La cuestión clave es, por supuesto, quién es la reencarnación de Azor Ahai.

Los candidatos a salvar el mundo

Según las interpretaciones de la profecía, la reencarnación de Azor Ahai debe ser un Targaryen. Durante mucho tiempo, Melissandre pensaba que este guerrero mítico renacido era Stannis Baratheon (no lleva el apellido familiar, pero su abuela fue Rhaelle Targaryen, asi que cumple el requisito). Desgraciadamente, Stannis ha pasado a mejor vida, lo que explica la crisis de fe de Melissandre y su búsqueda de un nuevo candidato. También se decía que podía ser Rhaegar Targaryen, pero Robert Baratheon se encargó de truncar la hipótesis a golpe de martillo. Eso nos deja con tres candidatos principales:

Jon Snow

Advertisement

Aparte del hecho de que acaba de renacer, Jon Snow tiene sangre Targaryen (la famosa teoría R+L=J ya confirmada por HBO). El joven bastardo de los Stark tuvo un sueño en el que se veía luchando contra los caminantes blancos con una espada en llamas. Por si fuera poco, en una ocasión en la que Melisandre mira en el fuego por Azor Ahai ella dice: “Pido al Señor de la Luz una visión de Azor Ahai y lo único que me muestra es a Nieve” (nótese la mayúscula en Nieve).

Daenerys Targaryen

Advertisement

La leyenda original de Azar Ahai está escrita en Alto Valyrio y no especifica el género del héroe reencarnado. Podría perfectamente ser una mujer. Benerro, Sumo Sacerdote de R’hllor en Volantis, cree que Danny es el Príncipe que Fue Prometido (otra profecía relacionada). También es Targaryen y parece la candidata ideal a portar una espada de fuego sin quemarse. Por otra parte, Melissandre afirma en una ocasión que Azor Ahai se alzará para levantar a los dragones de la piedra. La única que ha hecho esto a día de hoy es Daenerys.

Aegon Targaryen

El último candidato es el joven Aegon Targaryen, el hijo menor de Rhaegar Targaryen (y por lo tanto sobrino de Daenerys). Cuando los Lannister tomaron Desembarco del Rey, Varys salvó a Aegon y lo envió con Illyrio Mopatis a los reinos del este. El principal problema de Aegon es que nunca ha salido en la serie. Tan solo aparece en los libros. Explicar quién es y de dónde sale a estas alturas consumiría demasiados capítulos.

Advertisement

Por supuesto, hay muchos otros candidatos. Algunas teorías apuntan a Victarion Greyjoy a Beric Dondarrion, a Jamie Lannister o incluso a Manosfrías. Otra cuestión es si la espada de Azor Ahai, Lightbringer (Portadora de la luz) existe realmente o basta con que el héroe reencarnado prenda fuego a una. En la respuesta a esta profecía se encuentra muy probablemente el final de la saga. Lo que no parece probable es que sepamos su identidad en la séptima temporada. Si Samwell y Gilly acaban de encontrar el manuscrito, las piezas se irán moviendo para que la identidad de Azor Ahai sea el gran secreto que se revele en la octava y última temporada.