Todos los cambios que verás en el mando de la Xbox One

Microsoft está estos días desgranando poco a poco, a fuego lento, todos los detalles de la consola Xbox One que saldrá a la venta el próximo Noviembre. Hoy, en un nuevo vídeo, la compañía desvela todos los cambios en el mando de la Xbox One respecto al de la 360. Como os habíamos contado en otras ocasiones, son más de 40 novedades en total. Debajo puedes ver el vídeo al completo (en inglés). ¿Cuáles son los principales cambios?

El responsable de accesorios de la Xbox, Zulfi Alam, se encarga de detallar las novedades una a una en el vídeo debajo. Alam habló también con nuestros compañeros de Kotaku más allá de lo que comenta en el vídeo. ¿Qué cambia?

La novedad más significativa a nivel de diseño es que el nuevo mando de la Xbox One no sobresale tanto por la parte inferior al haber eliminado ese espacio para la batería. El mando sigue utilizando pilas AA, pero Microsoft ha mejorado el diseño en esa zona y el resultado es mucho más ergonómico.

Todos los cambios que verás en el mando de la Xbox One

Los diseñadores se centraron en que el accesorio fuera mucho más compacto, con el espacio entre botones más aprovechado y eliminando zonas muertas. Hasta los agujeros de los tornillos que solían molestar a los jugones de verdad ahora aparecen cubiertos. El resultado se nota a primera vista.

Todos los cambios que verás en el mando de la Xbox One

Hay otros cambios de diseño más sutiles, como los contornos modificados para adaptarse mejor a "un abanico más amplio de tamaños de manos", asegura Alam.

Otros detalles: el protocolo inalámbrico interno del mando para comunicarse con la consola se ha modificado por completo respecto a la Xbox 360. En lugar de una conexión de 1,6 megabits por segundo del antiguo mando, el nuevo permite 20 veces más ancho de banda de conexión (utiliza un protocolo WiFi modificado, propietario). Eso significa que la latencia de tiempo entre el mando y la consola debería ser significativamente menor.

Experimentos

Todos los cambios que verás en el mando de la Xbox One

Zulfi Alam reconoce que realizaron todo tipo de experimentos con el mando, pero muchos (la mayoría) decidieron aparcarlos. Por ejemplo, probaron con otros materiales, como telas y plásticos blandos, pero no les convenció el resultado.

También incorporaron altavoces a un prototipo, pero la experiencia resultó ser más caótica que beneficiosa. Y probaron con pequeñas pantallas sobre el mando, de forma similar a lo que ha hecho Nintendo con la Wii U, pero también abandonaron la idea por añadir confusión a la experiencia de uso. Llegaron incluso a intentar que el mando emitiera olores, pero tras varias pruebas descartaron la idea.

Estas son, en definitiva, las principales novedades que te encontrarás en el mando de la Xbox One si decides invertir los 500 euros/dólares que costará cuando salga a la venta en Noviembre. Eso sí, sobre la compatibilidad del mando con juegos de PC, Microsoft aclara que, de momento, el de la Xbox One no será compatible, pero están trabajando en ello para permitirlo en 2014. Será otro cambio más que bienvenido.