Esa es la excelente promesa que ha hecho hoy Microsoft. El próximo Windows 10 no solo llegará a los terminales Microsoft Lumia más recientes. También lo hará a los Nokia Lumia y a los demás dispositivos con Windows Phone 8 sin excepción.

La decisión es lógica si tenemos en cuenta el daño que le hizo a Microsoft su decisión de abandonar a su suerte a los usuarios (pocos pero fieles) de Windows Phone 7. Cuando la compañía lanzó Windows Phone 8 en 2012, no todos pudieron actualizarse a la nueva versión, y eso sentó muy mal a la comunidad de usuarios.

Advertisement

La explicación en aquel momento era que, aunque muy similares en apariencia, el núcleo del sistema operativo Windows 8 era bastante diferente al de su predecesor. El que la explicación tuviera sentido no la hacía menos dolorosa. Ahora, en cambio, Windows 8 y Windows 10 comparten la misma base, por lo que el cambio será, parece, universal. [Microsoft Lumia vía The Verge]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)