¿Creías que ya conocíamos todos los secretos de Rogue One? No es así. La guía Rogue One: The Ultimate Visual, escrita por Lucasfilm y el experto en el canon de Star Wars Pablo Hidalgo, incluye un montón de nuevos datos sorprendentes, geniales y perturbadores de la película y este universo.

Del mismo modo que hicimos con The Force Awakens hemos analizado al detalle esta guía para encontrar todos los secretos y detalles que no llegaron a la gran pantalla o a la novela que narraba los acontecimientos previos a la película. Esto es 100% canon oficial.

Cassian Andor era un agente Fulcrum

La primera vez que escuchamos acerca de los “Fulcrum” fue en Star Wars Rebels. Era el nombre clave de la ex-Jedi Ahsoka Tano, agente secreta para la rebelión. Pero “Fulcrum” es mucho más que Ahsoka, es un título o una posición y no simplemente una persona. La guía de Rogue One nos cuenta que Cassian portaba el título y era un “agente dedicado a reclutar miembros de la rebelión en el sector Albarrio”. Debido a su relación con la inteligencia rebelde se estima que Cassian adoptó el título para así traer más agentes externos a la rebelión.

La Alianza Rebelde es mucho más que un grupo de soldados

A pesar de estar liderada por Senadores la película hace poco para mostrar que la Alianza Rebelde es mucho más que una facción militar. Sin embargo, su jerarquía se divide en dos ramas distintas: el Comando Alto, la cual es la rama militar de células rebeldes interconectadas, y el Gobierno Civil, liderado por Mon Mothma como Jefe de Estado y gobernado por un gabinete de seis ministros que solían ser miembros del Senado Imperial.

Advertisement

Advertisement

Algunos de esos ministros los podemos encontrar en Rogue One, además de Mon Mothma y Bail Organa. El Senador Nower Jebel de Uyter es el ministro de finanzas, el Senador Vasp Vaspar del sector Taldot es el ministro de industria y el Senador Tynnra Pamlo de Taris (un planeta que los fanáticos del videojuego Knights of the Old Republic conocerán) es el ministro de educación.

Por qué no volvemos a ver naves U-Wing después de los acontecimientos de Rogue One

Uno de los aspectos más complicados de hacer una precuela es presentar elementos nuevos que sospechosamente desaparecen en las películas sucesoras. Del lado del Imperio tienen la excusa de que destruyeron todos sus Shoretroopers y TIE Strikers en Scarif, pero los Rebeldes necesitan explicar mejor por qué no volvemos a ver naves U-Wing en su flota durante los acontecimientos de la trilogía original de Star Wars.

La respuesta es que no existían muchas de estas naves. Las U-Wing fueron diseñadas por Incom, mismo fabricante que creó el X-Wing como un candidato de nave de combate (caza) para la Flota Imperial. El U-Wing fue el último modelo que lanzaron antes de que la compañía fuera nacionalizada por el Imperio y por ello fabricaron muy pocas unidades. Bail Organa logró hacerse con algunas y las donó a la Alianza Rebelde. Es posible que las unidades que vemos en Rogue One sean las únicas que existían en la flota de la rebelión.

Más religiones basadas en la Fuerza

The Force Awakens presentó la Iglesia de la Fuerza, una organización religiosa que permitía a las personas seguir las enseñanzas de lo Jedis incluso cuando no eran sensibles con la Fuerza. Pero en el universo de Star Wars existían otras religiones basadas en la Fuerza alrededor de Jedha, incluso cuando el Imperio las prohibía.

Sponsored

Además de los Guardianes de Whills (de los que Chirrut y Baze formar parte) la guía menciona varios grupos religiosos que consideran a Jedha un lugar sagrado tales como la Hermandad del Rostro Sagrado, una orden de monjes silenciosos, y el Clan de Toribota, un grupo que aunque no era tan religioso sí consideraba a Jedha como un planeta con significado espiritual.

La flota de Mon Calamari está hecha con sus ciudades

No conocemos los detalles acerca de cómo la ocupación Imperial llevó a los Mon Calamari a unirse a la flota de la Alianza Rebelde, pero la guía visual de Rogue One nos da un detalle muy interesante acerca de cómo esta raza acuática consiguió una enorme cantidad de naves en muy poco tiempo: fueron construidas usando partes de sus ciudades.

Advertisement

Con el auge del Imperio los Mon Calamari se prepararon para lo peor y transformaron muchos de sus edificios en naves intergalácticas. Pero cuando comenzó la verdadera amenaza imperial esta raza modificó sus naves-edificios para convertirlos en destructores armados y se unieron a la Alianza. El Almirante Raddus que conocemos en Rogue One solía ser el alcalde de la ciudad Nystullum en su planeta y su nave era la torre de gobierno.

Cómo hizo el Imperio para mantener en secreto la construcción de la Estrella de la Muerte

Desde que en Attack of the Clones nos enteramos que los separatistas fueron quienes de idearon los planes de la Estrella de la Muerte, los fanáticos se preguntan cómo la estación pasó de ser su idea a la joya de la corona del Imperio. La respuesta tiene que ver con mucha gente insecto muerta.

Los Geonosian mantuvieron en secreto sus planes de construir una superarma que funcionaría usando cristales kyber pero Poggle, el líder de la especie, fue capturado por Anakin Skywalker durante la Guerra de los Clones. Wilhuff Tarkin se enteró acerca del arma y se obsesionó con la idea después de que terminara la guerra, por lo que se la presentó a Palpatine y poco tiempo después la construcción comenzó en Geonosis usando a los Geonosian como mano de obra.

Advertisement

Después de que gran parte de la estación fuera construida tenían que encontrar la forma de refinar los cristales de kyber para usarlos como fuente de poder del arma de destrucción masiva. Para poder mantener esta megaestación en secreto el Imperio decidió esterilizar todo Geonosis, lo que quiere decir que mataron a sus miles de millones de habitantes.

Cómo obtuvieron su nombre los Death Troopers

Rogue One se enorgullece de mostrar el lado más oscuro de la galaxia muy, muy lejana. Es una película más realista y cruda en donde el límite entre un héroe rebelde y un terrorista sangriento no está del todo claro. Aquí podemos ver algunas de las ideas más macabras que se les ocurrió al Imperio, como es el caso de los Death Troopers, soldados que toman su nombre de un supuesto proyecto fallido del director Krennic en el que su división de investigación avanzada de armas intentó revivir carne en estado necrótico para unirla a las filas imperiales. Dicho de otro modo, intentó crear zombies espaciales.

Los cyborg más perturbadores de la galaxia

Una de las revelaciones más extrañas y locas de la guía visual de Rogue One tiene que ver con un tipo de cyborg que se encuentra en Jedha y se dedican a cumplir diferentes tipos de funciones en el planeta. Eran creados de una forma horrible aprovechando los cuerpos de personas heridas y moribundas que dejaban sin conciencia mediante procesos quirúrgicos. Lo peor de todo es que les quitaban parte de sus cabezas, algo verdaderamente macabro.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.