Imagen: portada de Star Wars - Aftermath: Empire’s End.

La trilogía de novelas Aftermath, escrita por Chuck Wendig, revela muchos detalles y secretos de los acontecimientos que ocurren entre la trilogía original de películas de Star Wars y The Force Awakens. Cada libro es mejor que el anterior, y Empire’s End nos ofrece mucha más información acerca del nuevo canon.

Esto es todo lo que aprendimos acerca de esa galaxia muy, muy lejana al leer el último libro de la saga Aftermath.

Nota: no voy a revelar por completo la trama del libro, así que podrás leerlo (y deberías). Sin embargo, algunos de los hechos que detallaré a continuación podrían ser considerados spoilers.

El Emperador tenía un plan

El Emperador Palpatine estaba mucho más loco de lo que imaginamos y creía que el Imperio no debería seguir existiendo sin él. Básicamente, su filosofía era todo lo contrario a esa creencia de “el capitán debe hundirse con su barco”; según Palpatine sería mucho más correcto decir “si el capitán cae, asegúrense que que el barco y todas las personas a bordo sufran y mueran por dejar morir a su capitán”.

Advertisement

El principal villano de Aftermath, Gallius Rax, recibió por parte de Palpatine la tarea de “destruir el Imperio”. Esto quiere decir que después de la batalla de Endor comenzó la disolución del Imperio gracias a las órdenes del Emperador. Su plan incluía escapar de la galaxia y dirigirse a otra, por lo que es posible que gracias a esto su Super Destructor Estelar, junto con algunos miembros del Imperio, terminaran en otra galaxia y allí naciera la Primera Orden.

Jakku es mucho más interesante de lo que imaginas

Ese mundo desértico en el que conocimos a Rey es mucho más interesante de lo que vimos en The Force Awakens. En el pasado, Jakku solía estar cubierto de agua y plantas, pero en algún momento se convirtió en un plantea desértico. Eso sí, todavía tiene una “chispa” de vida escondida en su núcleo.

Advertisement

Jakku también era uno de los mundos en los que el Emperador estableció sus “observatorios”, lugares en los que almacenaba cualquier cosa importante para Palpatine: artefactos Sith, reliquias, armas y más. En estos sitios se encuentran réplicas de la nave del Emperador y androides que lucen como él, como parte del plan de contención de Palpatine en el caso de su muerte. Además, los observatorios tienen el potencial para destruir el planeta en el que se encuentran.

Jakku es el planeta natal de Gallius Rax. Fue criado por una orden religiosa conocida como los Ancoritas, quienes se dedicaban a cuidar y educar de forma severa a niños huérfanos de guerra.

Durante Aftermath también nos encontramos con Snap Wexley (interpretado por Greg Grunberg en The Force Awakens). El piloto voló junto al escuadrón de cazas de Wedge Antilles en la batalla de Jakku y se estrelló en el planeta.

Al finalizar el libro, Snap está dejándose crecer la barba y dirigiéndose a la academia de vuelo en Hosnian Prime de la Nueva República, junto a Wedge Antilles. Solo espero que Wedge no estuviese en ese planeta cuando explotó durante The Force Awakens.

El crimen se ha desatado después de la caída del Imperio

El hecho de que los dos poderes más grandes de la galaxia se estén enfrentando entre ellos es algo bastante beneficioso para los sindicatos criminales. Mientras más tiempo dure la guerra, menos los tomarán en cuenta.

Advertisement

Dos de los sindicatos, los Red Key Raiders (que provienen de Tatooine) y los Black Sun (que pertenecían al universo expandido de Star Wars pero ahora forman parte del canon oficial), están trabajando juntos para manipular a la Nueva República y hacer que la guerra dure mucho más tiempo.

La guerra también ha permitido que los piratas espaciales logren hacerse con tecnología militar Imperial. Eleodie Maracavanya, un personaje que conocimos en Aftermath: Life Debt y se consolidó como el “pirata más poderoso del espacio”, regresa en la nueva novela. En esta ocasión Maracavanya ordena a su flota atacar las naves Imperiales que estén abandonando Jakku como un favor para la Nueva República (y robar algunas partes en el proceso).

Básicamente, el crimen se ha salido de control para el momento de The Force Awakens.

Hay muchas sectas y cultos que creen en la Fuerza

En el libro nos enteramos de la existencia de un grupo que quiere peregrinar a Christophsis, un planeta en el que los separatistas combatieron contra la República durante la guerra de los clones (algo que pudimos ver en la serie de televisión The Clone Wars). En este planeta existe una enorme cantidad de cristales cristales Kyber, los cuales son utilizados para crear los sables de luz y el arma de la Estrella de la Muerte.

Advertisement

Estos peregrinos forman parte de la Iglesia de la Fuerza, y su meta es proteger los cristales. La Iglesia tiene acceso a los llamados “Diarios de los Whills”, los cuales relatan la historia de la Fuerza y los Jedi. Parte de esta historia la conocimos en la novela de The Force Awakens, pero ahora podemos leer más al respecto:

La verdad que podemos encontrar en nuestras almas,

Es que nada es verdad.

La pregunta de la vida es,

¿qué hacemos ahora?

La carga es nuestra,

A la penitencia nos enfrentamos.

La Fuerza nos une a todos,

Desde cierto punto de vista.

Además de la Iglesia devota al lado luminoso de la Fuerza nos encontramos con grupos que creen en el Lado Oscuro, los cuales parecen estar relacionados (o ser predecesores) de los Caballeros de Ren que dirige Kylo Ren.

Advertisement

Uno de estos grupos se llama “los Acólitos del más allá”. Al igual que la Iglesia de la Fuerza, los Acólitos creen que todos estamos conectados a través de la Fuerza. Sin embargo, mientras la iglesia cree que todo ser vivo forma parte de ella, los Acólitos creen que todos somos esclavos de la voluntad de la Fuerza.

Los Acólitos aseguran que son dirigidos por visiones de los Sith que murieron en el pasado. Además, la célula que se encuentra en el planeta Devaron tiene en su poder un sable de luz Sith.

Uno de sus maestros, llamado Yupe Tashu, era consejero de Palpatine y Rax. Tashu cree que existen máscaras que pueden ser “impregnadas del lado oscuro de la Fuerza” para otorgar poder al que la lleve puesta. Lo más curioso es que puede que sea cierto, debido a que le da una de estas máscaras a uno de sus Acólitos y este la usa junto al sable de luz para ganar la batalla de Devaron.

Advertisement

Esa creencia en las máscaras podría estar relacionada a Kylo Ren y sus Caballeros de Ren, además de que explicaría por qué Ren quería tener en su posesión el casco (o máscara) de Darth Vader.

El nacimiento de Ben Solo

Mas Amedda, miembro del consejo Imperial, se rindió en nombre del Imperio ante la Nueva República poco tiempo después de que su bando perdiera la batalla de Jakku. Esto significó el final de la guerra, y el mismo día en el que los acuerdos de rendición son firmados también nació Ben Solo.

Advertisement

Su nacimiento vino acompañado de un sinfín de rumores: algunos dicen que Luke Skywalker estuvo presente, otros que fue un parto muy complicado para Leia. También se dice que nació con una dentadura completa, un presagio que hemos relacionado a personas como Napoleón, Julio César y Enrique VIII.

Antes de nacer, Leia describe la presencia de su bebé en la Fuerza como “algo que no parece una figura humana sino más bien un ser hecho completamente de luz viva. Esa luz a veces brilla con fuerza, pero otras veces es atravesada por trazos de oscuridad”. Leia estaba bastante preocupada al respecto, incluso cuando Luke le decía constantemente que todos somos una mezcla de luz y oscuridad.

La Nueva República

Los nuevos libros basados en los días previos a The Force Awakens cuentan que Leia tuvo que crear la Resistencia para luchar contra la Primera Orden. Esto se debe a que la Nueva República estaba completamente enredada entre movimientos políticos y no toma acciones contra la nueva amenaza.

Advertisement

En Aftermath: Empire’s End los nuevos Senadores de la República rechazan la petición de Mon Mothma de atacar a los restos del Imperio, quienes se encuentran alrededor de Jakku.

Otro ejemplo de que a la Nueva República le interesa mucho más ser política en lugar de práctica es que todos los que participaron en la liberación de Kashyyyk, durante Aftermath: Life Debt, recibieron una medalla y fueron exiliados. La medalla fue una estrategia publicitaria, algo que hicieron solamente para verse bien. No obstante, fueron exiliados porque esa misión nunca fue autorizada.

El resultado de esto fue que personas tan importantes como Wedge Antilles recibieron trabajos sin ningún tipo de valor.

La creación de la Primera Orden

Esta novela también explica por qué Armitage Hux (interpretado por Domhnall Gleeson en The Force Awakens) tiene tanto poder en el Episodio VII. Empire’s End nos aclara que el padre de Armitage, Brendol Hux, fue el creador de ese sistema que producía soldados tan leales y mortales. Brendol nunca quiso a su hijo, por lo que no dudó en cumplir cuando el Gran Almirante Rae Sloane le ordenó entrenar a Armitage con los métodos que había diseñado.

Advertisement

Rax pone a Armitage Hux al frente de la primera generación de las tropas de su padre. Esa es la única explicación ante esta conversación que vimos en The Force Awakens:

Kylo Ren: ¿Qué tan hábiles son sus soldados, General?

General Hux: No permitiré que cuestiones mis métodos.

Kylo Ren: Obviamente son bastante capaces de cometer traición. Quizás el Líder Snoke debería considerar usar un ejército de clones.

General Hux: Mis hombres están entrenados de manera excepcional. Fueron programados desde su nacimiento.

El regreso de Lumpy, el hijo de Chewbacca

Quizás que esto no sea tan relevante como todo lo demás, pero sí que es bastante satisfactorio. Durante el especial de navidad de Star Wars en el año 1977 pudimos conocer a Malla, la adorable esposa de Chewbacca, a su suegro Itchy y a su pequeño hijo llamado Lumpy.

Advertisement

Lumpy se convirtió en un personaje oficial durante el ahora extinto universo expandido de Star Wars. Chewbacca y su hijo se reunieron después de la liberación de Kashyyyk, por lo que ahora Lumpy formará parte del canon oficial de Star Wars.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.