Las tortugas, aún sin estar mutadas en ninjas adolescentes, algún día podrían convertirse en agentes espías que sirvieran de alternativa al uso de drones. Son lentas y silenciosas, más aún cuando unos investigadores han logrado controlarlas a distancia.

No se preocupen, no le aplican impulsos eléctricos para provocar movimientos en contra de su voluntad. Una nueva investigación sobre el control de la conducta de insectos y animales demostró que el estímulo visual puede ayudar a dirigir la trayectoria de una tortuga en movimiento.

Como vemos en el video, la tortuga tiene colocada en su concha una pantalla que le obstruye parcialmente la visión del camino. Esta pantalla se mueve de manera remota para dirigir el camino de la tortuga, así evita que pierda la atención y se salga del camino. Esto significa que la tortuga podría caminar sobre el terreno con su propias facultades, pero el control remoto le ayudaría a evitar obstáculos o caminos innecesarios.

Quizás el prototipo mostrado en el video no resulta muy práctico en labores de rescate o misiones secretas. Pero en el futuro esta técnica podría emplear pequeñas gafas LCD de obturación activa para simular obstáculos de visión. Y si además agregamos un par de mini katanas o unos chacos, serían unas increíbles súper tortugas.

Tortugas de control remoto como alternativa al uso de drones

[Automaton]