Acer no es la única que ha decidido lanzar un tablet con el que intentar competir con los Android de más pequeños y el iPad Mini. Toshiba también se apunta a este carro en la IFA con el Toshiba Encore, una tableta de 8 pulgadas con algunos puntos brillantes y un precio relativamente contenido.

A diferencia de la de Acer, la Encore sí que apuesta por un panel de más calidad. Se trata de un IPS dotado de ua resolución de 1280 x 800 píxeles. Con un peso 479 gramos y unas dimensiones de 213 x 135,9 x 10,68 milímetros, la Encore no es el tablet más fino del mercado, pero se mantiene en unos niveles cómodos.

En el interior, la Toshiba Encore lleva uno de los nuevos procesadores Intel Atom de la serie Bay Trail. El chip es tan nuevo, de hecho, que hasta que Intel no lo presente oficialmente el próximo 11 de septiembre, Toshiba no puede adelantar detalles sobre su arquitectura. Lo que sí podemos decir es que el procesador se comporta bastante bien en conjunción con los 2GB de RAM y los 64GB de almacenamiento que lo acompañan.

Advertisement

Los puertos exteriores son MicroSD, MicroHDMI, y MicroUSB. Para ser Windows 8.1, probablemente echemos de menos algún puerto adicional. Dotada de cámara trasera de 8 megapíxeles y delantera de 2, la Encore está dotada de WiFi n y Bluetooth. Toshiba asegura que la batería dura siete horas.

No podemos evitar albergar ciertas dudas sobre este dispositivo. Por un lado no exhibe malas especificaciones, y es uno de los tablet Windows 8 más pequeños que podemos encontrar. Por otro, quizá está un poco en tierra de nadie. Su tamaño hace que sea algo incómodo manejarnos en Windows 8 si salimos de la interfaz táctil creada por Microsoft. La austeridad de los puertos tampoco ayuda a ver este tablet como un sustituto idóneo de un portátil.

Por otro lado, el precio del Encore es bastante asequible si lo comparamos con portátiles Windows 8 (299 euros), pero no tanto si lo comparamos con tablets Android. Toda una incógnita, en definitiva, pero que quizá llame la atención de personas que busquen un uso muy concreto.