Toyota se ha desmarcado con unas curiosas declaraciones respecto a los coches autónomos. No los fabricará 100% autónomos por un simple motivo: cree que el ser humano es la mejor máquina para tomar decisiones al volante.

"Nuestro principal objetivo es la seguridad, por eso no desarrollaremos un coche sin conductor", ha asegurado Seigo Kuzumaki, jefe global de tecnología de seguridad de Toyota. Lo dijo recientemente en una conferencia y, aunque no es la primera vez que la compañía se pronuncia al respecto, sí es la primera que da más razones sobre su estrategia. "El ser humano es lo más avanzado en cuando a integración de sensores. Tenemos la vista, la ventaja auditiva, todos los diferentes inputs para tomar la mejor decisión en cada momento", ha dicho Kuzumaki.

Advertisement

En lugar de crear coches completamente autónomos, Toyota quiere ir añadiendo tecnología de asistencia al conductor, pero dejando que sea este siempre quién decida si quiere tomar las riendas o dejar a la tecnología hacer parte del trabajo. Por ejemplo, su sistema Automated Highway Driving Assist, presentado el año pasado y que comenzará a incluirse comercialmente en sus coches el año que viene, podrá tomar control del coche en ciertas condiciones (autopistas, a plena luz del día...) pero siempre bajo la supervisión y atención del conductor. Aún así, está pensado más como un sistema de ayuda al conductor (asistencia en frenos en caso de imprevistos, sensores de distancia respecto a otros coches y márgenes de carretera...) que como un sustituto del mismo.

Google, Nissan o Audi tienen una estrategia diferente y sí están intentando crear coches 100% autónomos. Y es curioso, porque no es el primer paso que Toyota da para automatizarse menos: confiar más en las personas, y menos en los robots. [vía Car & Driver]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook oGoogle+ :)