La decoración de árboles de navidad es todo un arte que combina tradiciones familiares con factorías en China que fabrican millones de adornos para medio planeta. La historia de estas vistosas bolas de colores brillantes comenzó de la forma más humilde: con una manzana.

El origen del árbol de Navidad se pierde en la noche de los tiempos. Hay constancia de ritos que implican decorar árboles desde hace siglos y en culturas tan diferentes como la china, la griega, o la celta. Sin embargo, se considera que el abeto de navidad es una tradición introducida en Europa por los cristianos suecos.

Familia bailando alrededor de un árbol de Navidad. Oleo de Viggo Johansen, 1891.

Advertisement

Advertisement

Existen referencias que se remontan al siglo XV y detallan la tradición de decorar un abeto con manzanas, bastones de caramelo y galletas con diferentes formas

Origen alemán

El origen de los adornos de Navidad actuales se lo debemos a Hans Greiner (1550 - 1609), un artesano alemán que comenzó a elaborar adornos en cristal para el árbol en la ciudad de Lauscha. El uso de adornos pronto se popularizó en toda Alemania pero no comenzó a exportarse hasta la década de 1840. La primera fábrica de adornos de navidad la creó William DeMuth en Estados Unidos en 1870.

Para 1910, los Grandes almacenes Woolworth vendían adornos de Navidad a través de más de mil tiendas repartidas por Estados Unidos.

Del cristal al plástico

Tradicionalmente, los primeros adornos de Navidad eran esferas de cristal soplado en el interior de moldes de arcilla. Después, el cristal se trataba con nitrato de plata para darle una tonalidad metálica y se pintaban de diferentes colores.

Advertisement

Advertisement

Confección de esferas de cristal en Tlalpujahua, México

En la actualidad sigue habiendo lugares en los que se mantiene la tradición de adornos de cristal. En Lauscha siguen haciéndose, pero también se confeccionan en Polonia y en el municipio mexicano de Tlalpujahua, en Michoacan, que es uno de los mayores productores de adornos tradicionales de alta calidad a nivel mundial.

Confección de adornos navideños en Yiwu, China

Los adornos de cristal aún se siguen vendiendo, pero son caros, y las familias con niños prefieren los de plástico porque son más seguros en caso de rotura. Los adornos más asequibles y comunes se confeccionan mediante moldes de plástico y la mayoría provine de China, concretamente de Yiwu, una pequeña localidad a 300km de Shanghai. En Yiwu no hay renos, nieve, ni elfos de Santa Claus. Solo trabajadores chinos y 600 fábricas que producen nada menos que el 60% de los adornos de Navidad del mundo.

Fotos: Toby Smith / Getty Images. Portada: mercado de adornos navideños en Estrasburgo. Foto: Edelseider, bajo licencia Creative Commons.

Advertisement

Advertisement

Más información:

  • Santa’s real workshop: the town in China that makes the world’s Christmas decorations (The Guardian)
  • A charming Christmas ornament village producer (Travbuddy)

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)