Carrie Fisher acaba de ingresar en un hospital de Los Ángeles tras sufrir un infarto cuando viajaba a bordo de un avión. Según los servicios de emergencias que la han atendido, la veterana actriz de 60 años se encuentra en condición crítica.

Según informa TMZ, el ataque sobrevino apenas 15 minutos antes de que el avión aterrizara en Los Ángeles proveniente de Londres. Una azafata preguntó a los pasajeros si había algún médico a bordo para atender una emergencia y un doctor se desplazó hasta la cabina de primera clase para administrar reanimación cardíaca a la actriz. La actriz Anna Akana y el humorista Brad Gage, que viajaban en el mismo vuelo, comunicaron el incidente en Twitter según aterrizaba el avión.

Carrie Fisher, durante una de las conferencias de la feria Comic Con, en agosto de 2016. Foto: AP

El equipo de emergencias del aeropuerto recogió a Fisher según aterrizó el avión (a las 12:11 de la tarde) y tuvo que reanimarla durante 15 minutos antes de poder trasladarla a un hospital local. Según fuentes a las que ha tenido acceso la cadena NBC, Fisher ha sufrido un infarto completo a bordo del avión y su condición no es buena. United Airlines ha emitido un parco comunicado sobre el incidente en el que omite el nombre de la actriz:

Personal médico se ha desplazado al vuelo 935 entre Londres y Los Ángeles a su llegada después de que la tripulación informara de que uno de los pasajeros estaba inconsciente. Nuestros pensamientos están con el viajero en este momento. Cualquier petición de información adicional debe ser dirigida a las autoridades locales.

Actualización (00:15): El departamento de emergencias de Los Ángeles ha explicado a Deadline que Fisher se encuentra en este momento bajo respiración asistida. [vía LA Times / TMZ]

Advertisement

Advertisement

Actualización (01:05): El hermano de Carrie Fisher ha informado a The Associated Press que Carrie está en condición estable. Parece que ha pasado lo peor de la emergencia.