Imagen: Vertu

Vertu era una compañía británica conocida por sus extravagantes teléfonos de lujo decorados con cuero, joyas y metales preciosos. Llevaron el sistema Symbian hasta 2013, tenían especificaciones obsoletas y costaban entre 10.000 y 50.000 dólares. El modelo de negocio no terminó de funcionar.

Hoy Vertu no es nada porque quebró a principios de julio y dejó en la calle a sus 200 empleados. Así que, si tienes un serio complejo de inferioridad y siempre has querido un teléfono de la marca, por fin puedes hacerte con uno a precio de saldo. Sí, el fabricante se está ahogando en sus propias deudas y ha tenido que acudir a una web similar a eBay para subastar algunas de las reliquias que quedaban en su fábrica de Hampshire.

Por ejemplo, puedes hacerte con este Vertu Signature S ensamblado en oro de 18 quilates por solo 1150 libras esterlinas (1500 dólares) en lugar de las 14.700 libras (19.000 dólares) que costaba originalmente.

Si prefieres teclado qwerty tipo BlackBerry (otra compañía a la que le fue regular), puedes mirar este Vertu Constellation Quest, que además de oro tiene incrustaciones de diamante, por un precio similar de £1250 ($1625).

Y si el oro no va contigo, siempre tienes la oportunidad de comprar este Vertu Ferrari Quest de cerámica con teclas de zafiro. Es una edición especial cuya subasta parte ahora mismo de las 240 libras (311 dólares).

Pero ojo porque, si vas muy en serio, deberías considerar antes hacer una oferta por la “colección completa del Museo Vertu”, que incluye 105 teléfonos de la marca por solo 26.000 dólares —una auténtica ganga.

Y si en cambio no te convence ninguno de estos móviles ridículos, pero no quieres perder la oportunidad de sacar provecho de la lamentable situación de Vertu y de paso poseer un trozo de historia de la telefonía móvil (ojo, Vertu fue fundada por Nokia en 1998), siempre puedes invertir unos pocos dólares por esta escultura de bronce, “el soldado sujetando el vertu”.

[The Next Web]