Si no has jugado nunca a Colonos de Catan, te recomendamos que lo hagas cuánto antes. Si ya conoces lo endemoniadamente adictivo que puede llegar a ser este juego de mesa, te encantarán estos consejos. No proceden de cualquier jugador, sino del mismísimo creador de Catan: Klaus Teuber.

Colonos de Catan es un juego de mesa en el que hay que coleccionar diferentes recursos para construir asentamientos. Cada asentamiento vale uno o dos puntos y el que llega a diez gana la partida. Dicho así, parece fácil, y en realidad lo es, pero la manera de conseguir esos puntos es tan variable de una partida a otra que Catan se convierte en uno de esos juegos que son fáciles de aprender, pero muy difíciles de dominar y con un factor suerte que puede arruinarte la partida por muy bueno que seas.

El creador del juego es Klaus Teuber, un protésico dental alemán que creaba juegos de mesa en sus ratos libres. Tras comercializar unos cuantos juegos si mucho éxito, Teuber creó Colonos de Catan en 1994 y se convirtió en un bombazo inmediato. Desde entonces hasta hoy ha vendido más de 24 millones de copias y el bueno de Klaus ya no necesita trabajar más en un laboratorio dental. El vídeo de Great Big Story sobre estas líneas hace un encantador repaso a la historia de los Teuber (Klaus y sus hijos) y a cómo nació el juego. En cuanto a los consejos de esta familia de expertos en Catan, son estos:

  • Que no se note que vas ganando. Si los demás comienzan a temer que vas a ganar irán a por ti. Quéjate un poquito siempre, aunque vayas ganando.
  • Construye ciudades lo antes posible en la partida. Mejor ciudades que más aldeas
  • Nunca construyas la ruta comercial al principio de la partida. Mantenerla condicionará toda tu estrategia y te hará destacar como ganador.

[vía Great Big Story]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.