Las emociones que vemos en la gran pantalla son reflejadas tanto mediante actuación con las expresiones de los personajes como con las imágenes y el sonido que acompañan ese momento emotivo. Sin embargo, a veces los directores hacen trabajos fascinantes sin necesidad de depender de lágrimas para emocionarnos.

Porque para un director poner al protagonista a llorar abrazando lo que se supone es un ser querido que está a punto de fallecer es una técnica fácil pero efectiva para hacernos sentir esa emoción. Dicho de otro modo, si ves a alguien llorar en una película es bastante posible que sientas tristeza.

Advertisement

Advertisement

Lo difícil es usar toda la composición de una escena junto a su contexto para visualizar la emoción. Para algunos directores esa es la emoción que más nos llega, ya sea tristeza, soledad, esperanza o desesperación.

Aquí tienes tres películas que logran justamente eso, como nos cuenta CineFix: llevarte emociones mediante cuadros completos y momentos llenos de mensajes subliminales que presionarán el botón necesario para hacerte sentir cosas.

The Shawshank Redemption

Esto es un spoiler de los acontecimientos relacionados a un personaje secundario de la película, pero no deja de ser un momento mágico que transmite la soledad y tristeza de este personaje a través de imágenes completas.

Sponsored

Cuando Brooks sale de la cárcel después de 50 años se encuentra no solo con un mundo completamente acelerado y cambiado, sino solo. Tenebrosamente solo, y el director Frank Darabont nos lo muestra mediante momentos sutiles pero efectivos. En casi toda la secuencia el personaje se encuentra solo y todos desvían la mirada de él. Incluso la habitación donde se queda parece absorberlo, por lo que es imposible no sentir su soledad y no entender cómo termina su historia.

12 Years a Slave

Lo que hace el director Steve McQueen en esta película es brillante. La escena en la que Solomon es torturado fue compuesta como una pintura con dos grandes planos. Mientras el protagonista está colgado en el centro y solo se pueden escuchar sus pies luchando por sujetarlo para evitar ser ahorcado, al fondo podemos a ver a todos los otros esclavos trabajando como si nada. Son dos momentos que parecieran ser completamente independientes pero se unen en esta secuencia que transmite la impotencia, el desespero y el horror de una forma espectacular.

Children of Men

Alfonso Cuarón logró transmitir esperanza en una escena de Children of Men sin que nadie dijera una palabra. Un montón de personajes secundarios se unieron alrededor de esta mujer que acababa de dar a luz en un mundo en el que durante casi dos décadas no había nacido ni un solo bebé. De hecho, la escena se desarrolla en medio de una batalla civil que se detiene por completo al escuchar el llanto de este bebé. Militares y civiles miran con admiración e intentan tocar a lo que claramente es un milagro. Básicamente esta madre y un niño logran la paz y el mundo se paraliza a su alrededor. Es una escena brillante.

Advertisement

Advertisement

En el vídeo los chicos de CineFix dan muchos más ejemplos de estos momentos. Está en inglés pero puedes disfrutarlo con subtítulos traducidos si lo deseas. [vía CineFix]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.