Lo llaman prestidigitación por un buen motivo, y es que para practicarla hay que ser realmente hábil con los dedos. El ilusionista Oscar Owen lo es, pero los tres trucos que enseña en este vídeo están al alcance de cualquiera siempre y cuando esté dispuesto a practicarlos.

Los tres trucos consisten en hacer aparecer el bolígrafo (es un rotulador Sharpie, pero cualquier objeto similar vale), hacerlo desaparecer, y hacer que parezca mucho más corto de lo que es. Owen primero los muestra tal cual, y luego los vuelve a enseñar, pero esta vez con una segunda cámara lateral que revela exactamente cuál es el truco. Os dejamos cada movimiento separado en GIFs para que no tengáis que ir adelante y atrás en el vídeo.

Hacer desaparecer el bolígrafo

Es una simple cuestión de perspectiva. El ilusionista hace girar 90 grados el bolígrafo sujetándolo por la punta y ocultándolo completamente a un espectador frontal. Obviamente no funciona si alguien nos mira desde el lateral.

Hacer aparecer el bolígrafo de la nada

El truco aquí es usar la pinza del capuchón para sujetar el bolígrafo contra la palma de la mano y usar esta para hacer unos pases dramáticos. Después basta poner el dorso contra el espectador y hacer aparecer el bolígrafo tirando de él desde la punta. Owen hace un segundo movimiento que hace desaparecer el objeto, pero ese se lo reserva para otro tutorial.

Encoger el bolígrafo

Este es el más sencillo de los tres. Simplemente es cuestión de velocidad y de mover el bolígrafo escondiendo más longitud de la que deberíamos en cada mano.

[vía Oscar Owen]