Sacar fotos en Navidad no es diferente a hacerlo el resto del año, pero hay algunas situaciones típicas de estas fechas que suponen un cierto reto para la fotografía. A continuación os ofrecemos una serie de consejos para que las fotos de la Navidad os queden mejor.

Los consejos están pensados para el común de los mortales. Si eres un experto manejándote en modos manuales y midiendo las ISO, no necesitarás nada de esto.

A la luz de las velas

Sacar fotos con velas implica varias cosas. La primera es desactivar el flash sí o sí. La segunda es, muy probablemente, usar un trípode. Si tienes un palo para selfies aprovéchalo para apoyarlo en algún objeto o en el suelo. El modo HDR de los móviles también puede ser de utilidad. Si tienes superficies que reflejen la luz, como espejos, prueba a situarlas fuera de plano para que aporten algo de luminosidad extra.

Advertisement

Advertisement

Además del trípode, el enfoque puede que sea complicado. Prueba a enfocar manualmente, o enciende la luz, bloquea el enfoque y apágala. Si la temperatura de color de la luz queda rara, prueba a trabajar en modo “día nublado”. La Navidad es época de intimidad. No le tengas miedo al modo macro. A veces una foto cercana de un adorno es mucho mejor que una general.

Los langostinos

O el cordero, o el postre, o el consomé de la abuela. Si lo tuyo es retransmitir el menú por Instagram, tu mejor aliado es la composición. Aparta esa servilleta sucia, mueve el plato y gíralo lo que haga falta y busca el encuadre que quede mejor. Limpia las manchas. La perspectiva, en muchos casos, también ayuda. Prueba a sacar la foto a ras de mesa, o a intentar hacer una foto macro.

Advertisement

Con fotos de comida nunca uses Flash. Si necesitas luz extra, pídele el móvil a alguien y usa la luz de vídeo para perfilar el alimento desde un lateral. Tampoco abuses de los filtros.

La iluminación de Navidad

Tu pueblo está precioso este año, pero no vayas a fotografiar las luces del ayuntamiento cuando sea de noche cerrada. Hazlo cuando aún quede algo de luz, justo al atardecer. Eso hará que el cielo gane color, y añadirá detalle al entorno.

Advertisement

Si puedes ajustar la temperatura de color, hazlo para luz diurna o luz artificial. La excepción a esto es si hay iluminación de edificios. Juega con los controles de luminosidad hasta que veas una toma que te guste y, de nuevo, usa un trípode y huye del flash como de la peste.

Las luces del árbol

Los árboles de Navidad son el entorno perfecto para lograr el denominado Efecto Bokeh, o sea, que el fondo quede completamente borroso formando bonitas esferas de luz. Lograr este efecto es una cuestión de distancia. La persona a fotografiar debe estar lo más cerca posible, y el árbol lo más lejos posible dentro de un orden. Si usamos teleobjetivos podemos acentuar el efecto. Con el móvil, y salvo terminales específicos o lentes extra es realmente complicado lograr ese efecto.

Advertisement

Las luces emiten luz (duh) y eso puede oscurecer la persona que pongas delante de ellas. Puedes tratar de compensar eso usando el flash difuminado con una servilleta de papel o ayudándote con una luz secundaria como una vela que la persona sostenga fuera de plano.

La apertura de regalos

Aparte de tener en cuenta la luz y procurar que haya una buena iluminación, el mejor aliado a la hora de fotografiar a alguien que está abriendo regalos es el modo ráfaga. Usalo todo el rato y ya limpiarás luego las que no sirvan. Es la única manera de capturar justo ese momento mágico.

Retratos

Ejemplo de retrato nocturno con Bokeh. Foto: Dmitry_Tsvetkov / Shutterstock

Advertisement

Advertisement

Acércate. Cuando creas que ya estás muy cerca, acércate un poco más. No hay cosa más deprimente que esa foto en la que la persona se pierde en un escenario demasiado grande y que no dice nada. Busca un objeto bonito (el árbol, un belén, el puesto de un mercadito navideño) y úsalo como fondo, pero siempre de cerca. Como en el caso del bokeh, es probable que tengas que ayudarte de una luz secundaria.

La familia

Es mejor molestar a tu familia una vez, que hacerlo varias porque la foto no es buena. En las fotos de grupo tu mejor aliado es el entorno. En las mesas, haz que bajen al suelo los objetos altos como las botellas. Súbete a una silla para cambiar la perspectiva y enciende las luces. Evita que las personas se contorsionen en poses imposibles sobre sus sillas. Es mejor que se levanten los que mejor puedan hacerlo. De nuevo, mejor no uses flash.

Advertisement

Fotos: Shutterstock. Portada: Chris_J/flickr bajo licencia Creative Commons.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)