Trump en Corea del Sur. AP

El presidente de Estados Unidos se encuentra en China como parte de su gira por Asia. Antes, y desde el Parlamento de Corea del Sur, ha decidido enviarle un mensaje al líder norcoreano, Kim Jong-un, en forma de advertencia: “No nos subestimen. No nos prueben”.

Donald Trump se dirigió al señor Kim con un discurso que comenzó hablando de las pruebas con misiles que está llevando a cabo Corea del Norte. A su parecer, “estas armas no hacen más seguro a Pyongyang”.

Advertisement

Las ambiciones nucleares de Corea del Norte han sido prioritarias en la agenda del Trump a lo largo de este viaje por Asia. Como viene siendo habitual, la retórica con el régimen norcoreano fue dura, aunque en este discurso se centró casi exclusivamente en la figura de su líder. Según Trump:

Estás poniendo a tu régimen en grave peligro. Cada paso que tomas en este oscuro camino aumenta el peligro al que te enfrentas. Corea del Norte no es el paraíso que tu abuelo imaginó. Es un infierno que ninguna persona merece.

Trump en Corea del Sur. AP

Sin embargo, poco después Trump pareció tenderle la mano a Kim Jong-un para tratar de llegar a un acuerdo. Según el presidente estadounidense:

A pesar de cada crimen que hayan cometido ... les ofreceremos un camino para llegar a un futuro mejor. No deben interpretar la moderación de Estados Unidos como una debilidad, sería un error de cálculo fatal. Hoy, espero no hablar solo de nuestros países aliados sino de todas las naciones civilizadas, cuando digo al Norte: “No nos subestimen. No nos prueben”.

Donald Trump finalizó su discurso señalando la fuerte presencia militar de Estados Unidos en la península de Corea, incluidos los portaaviones y los aviones de combate con los que cuentan. Además, instó a China y Rusia pidiéndoles que corten todos los vínculos, incluidos los económicos, para aumentar la presión sobre Corea del Norte. [BBC]