Por alguna extraña razón hay bebés a los que les cuesta dormirse hasta que los metes en un automóvil y se quedan como troncos en cuestión de minutos. Si tu bebé es uno de esos amantes del sonido y la vibración del motor, Ford ha creado una cuna que os hará la vida más fácil.

El invento se llama Max Motor Dream, y es obra del estudio de diseño Espada y Santa Cruz que trabaja para Ford en España. Se trata de una cuna para recién nacidos dotada de un sistema de movimiento que simula suavemente la vibración y los vaivenes de un automóvil. Un sistema de audio recrea el sonido del motor, y unas luces LED se encargan de simular la peculiar iluminación que entra por las ventanillas de noche.

La mejor parte del asunto es que la cuna se puede personalizar con los sonidos y vibración particulares del automóvil de papá. Para ello basta con descargar una aplicación y meter el móvil en el coche durante un viaje. Los acelerómetros y micrófonos del coche se encargan de registrar el entorno y luego descargan los datos a la cuna para hacer la experiencia lo más familiar posible para el bebé.

Advertisement

Por ahora, Max Motor Dream es solo un prototipo, pero Ford ha recibido tal aluvión de peticiones que se está planteando muy seriamente comercializar la idea. Si realmente funciona, las venderán como churros a miles de padres que están lo bastante desesperados como para conducir en pijama a las tres de la mañana con tal de calmar al angelito. [vía Wards Auto]